Valentino Rossi estalla en Qatar: la rajada que llega a Marc Márquez (y Jorge Lorenzo)

El piloto de Yamaha no traga más

Valentino Rossi no ha venido a su enésimo Mundial de MotoGP a ser comparsa.

El italiano se dejaba el cuello en carrera para terminar quinto, pero evidenciaba que la Yamaha volvió a estar a años luz de las Honda y Ducati.

 

Rossi, eso sí, no se mordía la lengua en Qatar con una rajada épica que retumba en todos los boxes de MotoGP: así no se pueden ganar carrera y hasta subiré al podio será difícil. Ganar el Mundial sería un milagro. Trabajo para Yamaha desde ya si quiere que ‘Vale’ no los plante antes de tiempo. El moqueo del italiano es bestial.

“Trabajamos mucho y modificamos la puesta a punto. Me sentí bien y pude remontar desde atrás. El problema es que creo que estamos más o menos igual que el año pasado. En este circuito normalmente vamos bien y terminé el quinto”, atiza Rossi.

“Los problemas son los mismos, siempre lo pasamos mal con el agarre trasero. La moto fue bien porque sino no terminas tan cerca de los de delante”, reitera ‘Vale’.

“El problema no es solo de velocidad punta sino de aceleración, porque los demás salen mejor de las curvas, más rápido”, insiste el campeón italiano. 

“Estoy contento de ser el primer piloto de Yamaha, pero terminamos detrás de una Honda oficial, de una Ducati oficial, de una Honda satélite y de una Suzuki. Suzuki es la marca que más ha mejorado”, vuelve a cargar Rossi.

“Espero que en Argentina nos encontremos unas buenas condiciones en la pista, porque lo que hizo el sábado Maverick fue una barbaridad, me quito el sombrero. El problema llegó en carrera, con los demás pilotos”.

Así no se puede.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información