Messi suelta la bomba en el vestuario del Barça: el mensaje tras ganar al PSV

El argentino deja las cosas claras

El Barça empezó su andadura en la Champions con buen pie. Leo Messi dijo en el Gamper que el objetivo para este año era levantar la 'orejona'. Y en el primer partido dejó claro que es un hombre de palabra. Hat-trick y a otra cosa. Pero la cara del '10' al acabar el encuentro no reflejaba una total felicidad. 

Y es que el rosarino tiene la mosca detrás de la oreja. Como en Anoeta, el resultado fue mejor que las sensaciones ofrecidas sobre el terreno de juego. El equipo de Valverde no acaba de convencer con el juego. Y eso no le gusta un pelo a Messi. 

El Barça volvió a conceder demasiadas oportunidades al rival. Las contras hicieron mucho daño, y solo el poco acierto de los atacantes del PSV hizo que el equipo de Valverde no recibiera ningún gol. 

De hecho, el Camp Nou no respiró tranquilo hasta el gol de Dembélé, el 2-0, porque hasta entonces el PSV estaba llegando bien y el Barça demostraba muy poca profundidad en ataque. 

Messi dio un paso al frente en el césped y también en el vestuario. Leo tiene claro que jugando así va a ser muy difícil ganar la Champions. Esto no ha hecho más que empezar, pero el '10' espera que el juego del equipo mejore considerablemente. Su sueño es levantar la 'orejona' en el Wanda, pero el equipo le tiene que acompañar. Y jugando como ayer va a ser prácticamente imposible. Palabra del capitán. 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información