Messi dicta sentencia en el Tottenham - Barça: se carga a un crack (y se va en enero)

El conjunto azulgrana venció en Wembley

Esto es otra cosa. El Barça llegaba a Wembley lleno de dudas después de una semana durísima en la que perdió ante el Leganés y empató en casa ante Girona y Athletic. Muchos lo veían como el clavo definitivo en la tumba de Valverde. Otros como la posibilidad de dar un golpe sobre la mesa. Y fue la segunda. 

El Barça jugó el mejor partido de la temporada. Y de largo. Los de Ernesto Valverde dieron un auténtico recital. El primer gol llegó cuando sólo llevábamos un minuto de partido. Jordi Alba aprovechó una mala salida de Lloris para regalarle el balón a Coutinho, que desde la frontal es infalible. Minutos después Rakitic ampliaba la ventaja con un golazo desde fuera del área. 

Los culés parecían tener todo de cara, pero en la segunda mitad Harry Kane recortó distancias. Al barcelonismo se le pasaron por la cabeza los peores escenarios, pero ahí estaba Messi. El argentino, que completó un partido descomunal, remató un pase de Jordi Alba tras un amago de Luis Suárez. 

El choque se volvía a complicar cuanto Lamela volvió a recortar distancias, pero Messi apareció de nuevo. El el último minuto el rosarino alivió a todos los culés batiendo de nuevo a Lloris. El encuentro del capitán fue estratosférico. 

Dembélé por Arthur, el cambio cantado

En Don Balón llevábamos tiempo avisando. Leo Messi quería a Ousmane Dembélé fuera del once. Los goles no tapaban para el '10' que el francés perdía excesivos balones y provocaba las contras rivales. 

Y Valverde le hizo caso. El extremeño quitó al galo en una cita tan importante para dar entrada a Arthur. Lo que quería Messi. Y el argentino respondió. Se sintió más cómodo que nunca con un centro del campo más poblado gracias al brasileño y a Coutinho. 

Un Dembélé que sale más que tocado tras este encuentro. No es casualidad que el mejor fútbol haya llegado con él en el banquillo. La cosa pinta mal, y es que Ousmane no llegó ni a calentar por un minuto. Valverde parece tenerlo claro. Arthur lo ha cambiado todo. Y a messi le ha gustado. 

Una situación que de seguir así podría provocar la salida de Dembélé, que ya estuvo cerca de dejar el equipo el pasado verano. Ousmane se huele lo peor, y tiene claro que si cae relegado al banquillo buscará alternativas. Y ofertas no le faltan...

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información