Pep Guardiola se venga de Florentino Pérez (y el Real Madrid) por Brahim Díaz: bombazo en Leganés

El Manchester City viene con todo

Tímida victoria del Real Madrid ante un Leganés superior y que ha hecho méritos para salir del Santiago Bernabéu con un resultado mucho más favorable del que se llevan a Butarque.

Un gol de penalti, un poco dudoso, de Ramos colocó el uno a cero con el que se llegó al descanso, para que Lucas Vázquez acabara de rematar las ilusiones del cuadro pepinero, que está prácticamente eliminado, y más tras la sentencia de Vinicius.

Pero, más allá del resultado, el Real es noticia por dos temas: el debut de Brahim Díaz, que apenas ha podido demostrar nada, y el futuro de Casemiro, que ha vuelto a evidenciar que no pasa por su mejor momento.

El brasileño es el gran damnificado por la irrupción de Marcos Llorente, que le ha arrebatado el puesto en el once. Solari ya ha dejado claro sus preferencias, y en ellas ‘Case’ no juega un papel importante.

Un rol, el de suplente, que el ex del Sao Paulo lleva peor que mal. Casemiro, intocable para Zidane y Lopetegui, no acaba de entender el porqué Kroos o Modric, que están lejos de su mejor nivel, pasan por delante de él.

Pero, por suerte para el jugador de 26 años, Pep Guardiola está dispuesto a tenderle la mano. El catalán quiere vengarse de Florentino Pérez y del Real por el fichaje de Brahim y planea llevarse al pivote defensivo al Manchester City.

Allí, Casemiro tendría un papel clave, ocupando una demarcación donde el cuadro ‘citizen’ solo dispone de Fernandinho, que ya cuenta con 33 primaveras.

Una opción que Casemiro ve con buenos ojos y a la que Florentino no pondría pegas si a cambio recibe 60 millones de euros, que servirían para financiar la llegada de un crack.

Total, el relevo está en casa: Llorente.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información