Messi suelta la bomba en el Olympique de Lyon-Barça: no los quiere ni ver

El argentino estalla tras el término del choque

Triste partido del Barça en Lyon. El equipo de Valverde estuvo lejos de su mejor versión y el Olympique pudo dar la sorpresa. Messi puede sacar varias conclusiones al acabar el partido.

Tras una primera mitad con ocasiones en las dos porterías, aunque las más claras fueron para el cuadro francés, se llegó al descanso con empate a cero. Ya en la segunda mitad, el equipo culé revirtió la situación y dominó el encuentro, además de tener las ocasiones más claras. Pero no fue suficiente para romper el empate y deshacer el marcador inicial.

El club galo dejó buenas sensaciones en ataque y se mostró más sólido en defensa, su talón de Aquiles, de lo esperado. Sin duda, demostró qué puede ser la revelación y que, si el Barcelona se confía, se puede llevar un buen susto.

Lopes, Terrier y Denayer fueron los hombres más destacados, mientras que las grandes decepciones fueron Aouar, Mendy y Ndombélé, los futbolistas en principio más interesantes del Lyon.

Especialmente llamativos han sido los rumores que vinculan al Barça con los dos últimos. Dos llegadas que no cuentan, ni mucho menos, con el beneplácito de Messi.

Leo, en especial, se opone a la contratación de Ferland Mendy, que llegaría para ocupar el hueco que podría dejar vacante Jordi Alba, íntimo de Leo. El capitán prefiere que el cuadro azulgrana apueste por mantener al catalán a toda costa y haga un esfuerzo para asegurarse su continuidad.

Además, el internacional francés no demostró en el campo el porqué suena para aterrizar en el Camp Nou. Otro que estuvo a un nivel muy bajo fue Tanguy Ndombélé, que también suena para Real Madrid, Manchester United o, sobretodo, Manchester City.

Al mediocentro defensivo le han salido varias novias después de su magnífica temporada. A sus 22 años, tiene un gran futuro y un precio de escándalo: 80 millones.

Apodado ‘el nuevo Kanté’, Ndombélé estaba en la órbita culé, que le valoraba como un recambio generacional de un Busquets que apura sus últimos años como profesional. 

Pero su elevada tasación, las avanzadas negociaciones que tiene con el City de Guardiola y su pobre actuación llevan a Messi a vetar su fichaje. Leo no le ve como un jugador con ADN Barça, ya que sus características de box-to-box encajan mejor en la Premier League.

Y punto.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información