Reportaje: Valladolid-Oviedo, un 3-8 que hermanó a ambas aficiones

El choque entre ambos equipos será un homenaje al partido que disputaron en Primera hace casi 20 años y que finalizo 3-8 para el Valladolid

El partido que marcó a las aficiones de Valladolid y Oviedo se disputó hace casi 20 años. Ambos equipos estaban en Primera y fue la penúltima jornada de la Liga 1995-96, que precisamente contó con 22 equipos, al impedir sus aficiones que Sevilla y Celta bajasen por irregularidades administrativas.

 

El choque se disputó en el Carlos Tartiere en la jornada 41 y tuvo un resultado final muy poco habitual, un 3-8 para los pucelanos, que con este marcador consiguieron salvar la categoría.

 

El partido tuvo, además, más acontecimientos fuera de lo común. El árbitro Japón Sevilla señaló seis penaltis, cuatro para el Valladolid y dos para el Oviedo, y todos fueron transformados. Curiosamente los 11 goles del encuentro fueron marcados por solo cuatro jugadores. El delantero Christiansen, de pena máxima, anotó dos los de los carballones, mientras que Carlos logró el tercero y los del Valladolid fueron conseguidos, tres por ‘Mami’ Quevedo y cinco por el croata Alen Peternac, cuatro de penalti.

 

El espectáculo satisfizo a todos. La afición del Oviedo, con el equipo ya salvado, disfrutó del intenso duelo y la del Valladolid, porque con esta épica victoria se aseguraba la permanencia, forjándose así una sólida hermandad entre ambos seguidores. Una unión que se ha mantenido hasta la fecha y se reforzará con el encuentro de este fin de semana en el Nuevo Zorrilla.

 

El devenir de ambos conjuntos hizo que a partir de la temporada 2000-01 con el descenso del Oviedo a Segunda, este enfrentamiento no se volviese a disputar en competición liguera. En cualquier caso, con el primer equipo, ya que la pasada temporada sí se registró un Valladolid B-Oviedo en la categoría de Segunda B.

 

Así después de 15 años sin enfrentarse, este partido representará el homenaje de las aficiones a ese mítico partido que enfrentó al Oviedo del técnico Brzic con jugadores clásicos ovetenses como Mora, Berto, el delantero Carlos, César Martín, el fallecido Dubovsky, Onopko o Jerkan contra el Valladolid del chileno Cantatore, que contaba en sus filas con el meta César, Quevedo, Santamaría, Peternac o Iván Campo entre otros.

 

Y este homenaje se hará en el Nuevo Zorrilla este fin de semana con el desplazamiento de unos 1.500 seguidores del Oviedo, poniendo a disposición de todos los aficionados pulseras y bufandas conmemorativas, y reclamando la participación de los seguidores de los dos equipos en un bufandeo conjunto en el minuto 14 de partido.

 

Las actividades llevan el título de "Hermanos de fútbol" y ese será el lema que se vea en las bufandas que se venderán en el estadio. Los dos equipos saltarán al campo con una camiseta con la misma frase. Además el exjugador pucelano José Luis Santamaría y el exfutbolista azul César Martín, actual responsable de relaciones institucionales, saludarán a la afición desde el centro del campo minutos antes de que se inicie el choque.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información