Las claves de la clasificación de Alemania para las semifinales de la Eurocopa

La igualdad fue máxima.

Escribe: Redacción de España
sábado 02 julio 2016 23:54 CET

Alemania jugó a la italiana. Antonio Conte propuso una presión todo el campo para iniciar el encuentro y Joachim Low le devolvió la jugada haciendo lo mismo y cambiando incluso el sistema para mimetizarse con el conjunto neroazzurro. Tras media hora jugando a la italiana Alemania comenzó a jugar a lo suyo aunque sin mucho éxito.

 

Italia con demasiadas bajas. Sin De Rossi ni Candreva ni Thiago Motta el centro del campo italiano era inédito en esta Eurocopa y se notó en el primer tiempo. En el segundo período los de Conte ajustaron y dejaron a Alemania sin opciones. Solo fueron capaces de hacer una contra en todo el partido, una muestra del buen hacer defensivo de los italianos.

 

Gol de Ozil. Un solo fallo cometió Italia en los 90 minutos de tiempo reglamentario y el lateral Hector lo hizo pagar con una asistencia para Mesut Ozil, quien llegando desde atrás remachó a placer para abrir el marcador a media hora para el final del partido, demasiado tiempo para que Italia no se fuera de vacío.

 

Penalti y gol de Bonucci. Jerome Boateng cayó en la trampa de los italianos que venían apretando desde el gol de Ozil y cometió un penalti absurdo que el central Bonucci, que no había tirado ningún penalti en toda su carrera, anotó con una frialdad espectacular, con parandinha incluida. 

 

La tanda interminable. Hasta 18 penaltis se necesitaron para que Alemania acabara tumbando a Italia tras un fallo del lateral Mateo Darmian y el tanto de la victoria del lateral Hector. Por fin, Alemania derrotó a Italia en una competición internacional.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información