El vídeo (y la foto) que ha hecho que toda España hable otra vez de Dani Güiza

¿Recuerdan al flamante goleador de España en la Eurocopa 2008? Poco a poco, el 'artista' jerezano está volviendo por sus fueros.

Aunque lleve tiempo alejado del fútbol de primerísimo nivel, no hay ningún seguidor del fútbol en España que no se acuerde de Dani Güiza. El delantero jerezano, que a sus 36 años agota sus últimas temporadas en el fútbol en activo en las filas del Cádiz, en Segunda, fue uno de los goleadores más prolíficos de Primera División hace casi una década, y uno de los protagonistas indiscutibles del primer gran éxito de la reciente generación de oro del fútbol nacional, con la conquista de la Eurocopa 2008 en Austria y Suiza.

 

En aquel momento, en 2008 y de la mano de Luis Aragonés, Güiza se granjeó una fama Mundial que llevaba tiempo empezando a construirse a base de goles, primero en las filas del Getafe y después explotando en el Real Mallorca. el andaluz había salido del Xerez, y siempre demostró tener una facilidad especial para marcar, a pesar de que quizá era tan famoso dentro como fuera de los terrenos de juego debido a su personalidad. 27 dianas le llevaron a acabar como pichichi de la Liga con el Mallorca justo antes de proclamarse campeón de Europa, en un torneo en el que siendo suplente de Fernando Torres y David Villa en sus mejores versiones de siempre, Güiza llegó a marcar dos goles.

 

 

Aquel fue su cénit, para poco a poco ir bajándose de un pedestal muy momentáneo. Un contrato millonario en el Fenerbahçe, aderezado con una famosa boda con la, por aquel entonces, célebre ex modelo y agente FIFA Nuria Bermúdez, vuelta al Getafe, un paso con más pena que gloria por Cerro Porteño de Paraguay y regreso a España por tercera vez le han valido para dar con sus huesos en un Cádiz donde, las cosas como son, no le fue fácil al principio. De sobra es conocida la rivalidad entre el Xerez, equipo de su tierra natal y los gaditanos, que le recibieron con pitos e insultos. Dos campañas con los amarillos han bastado para que Güiza se haya convertido en un referente del equipo en ataque y un ídolo local.

 

Y este fin de semana, su nombre volvió a estar en boca de todos los aficionados tras una asistencia de lujo a su compañero Álvaro García para que el Cádiz lograse su primer triunfo como visitante en Segunda División, categoría a la que ha regresado esta temporada gracias a un aporte importante, por cierto, del propio Güiza. La adaptación del equipo a la categoría no está siendo sencilla, pero el 0-1 en Lugo saca por ahora al Cádiz de los puestos de descenso. El taconazo del delantero bien lo merece.

 

 

Preparando la cena para el equipo después de estos tres puntos de oro @cadizclubdefutbol @somoscerro @rocioherreratrujillo 💙💛

Una foto publicada por Danigüizaoficial (@daniguizaoficial) el

 

Tras el choque, al bueno de Güiza no se le ocurrió otra cosa que subir la siguiente instantánea a su cuenta de Instagram: Él mismo caracterizado como concursante de Master Chef, agarrando un pulpo, y con un claro mensaje. "Preparando la cena para el equipo después de estos tres puntos de oro". Genio y figura. Pasará tiempo antes de que el fútbol español no eche de menos a este mago, algo venido a menos, pero que todavía nos deleita de vez en cuando con algún gesto que recuerda a sus mejores tiempos.