El Celta (con suspense) remata la faena ante el Madrid: las claves del empate

El equipo de Zinedine Zidane cae eliminado en la Copa con un nuevo gol en propia puerta de Danilo en un duelo que Cristiano Ronaldo llegó a igualar con un gran tanto de libre directo

Esta vez, la épica no fue suficiente. El Real Madrid salió a por todas en Balaídos desde el primer momento, pero el Celta se las arregló muy bien para castigar sus intentos por lograr el pase a las semifinales y olvidar el espectáculo bochornoso del Bernabéu gracias a un nuevo gol en propia puerta de Danilo y un tanto en los instantes finales de Wass. Cristiano Ronaldo y Lucas Vázquez, respectivamente, se encargaron de igualarlos. El crack portugués anotó con un buen lanzamiento de falta directa y se mostró en general voluntarioso, pero con poco acierto.

 

La eliminación en la Copa del Rey es el primer gran revés para un Zinedine Zidane que vio truncada hace varios días una racha de 40 partidos sin conocer la derrota y al que ahora le tocará vivir, de nuevo, la cara menos amable del fútbol. Éstas son las claves del empate del conjunto blanco ante el Celta en Balaídos.

 

Arranque fulgurante del Madrid.

 

El Real Madrid saltó al terreno de juego con una decidida apuesta por el ataque. El conjunto de Zidane sabía muy bien que un tanto madrugador podía meterlo de lleno en la eliminatoria y lo buscó con ahínco, pero sin puntería. Cristiano Ronaldo tuvo una grandísima opción que Sergio Álvarez se encargó de abortar enviando su remate al travesaño. El propio crack portugués pudo recoger el balón rechazado por el marco de la portería, pero su segundo disparo a portería se estrelló en la base del poste.

 

El Celta reacciona y acaba por castigar la falta de puntería madridista.

 

A los locales les costó sacudirse de encima el dominio visitante pero, en cuanto lo lograron, empezaron a acumular llegadas con peligro a las inmediaciones de la portería defendida por Kiko Casilla. Iago Aspas tuvo una opción clarísima que no acertó a materializar, pero fue Danilo, en propia puerta, tras un primer disparo de Guidetti rechazado por el poste, quien puso el 1-0 en el marcador en los instantes finales de la primera parte.

El Madrid reacciona impulsado por Cristiano Ronaldo.

 

El portugués, ya en la segunda parte, se encargó de poner la igualada en el marcador con un gran disparo de falta directa. Su lanzamiento, tremendamente potente, hizo inútil la estirada de Sergio Álvarez y metió a los suyos de lleno tanto en el partido como en la eliminatoria. Con todo, de nuevo, el Celta se las arregló para aguantar los arreones de los visitantes y acabó por castigar su falta de concreción ante su guardameta poniendo otra vez tierra de por medio.

 

De la sentencia fallida de Wass al triste consuelo del empate de Lucas Vázquez.

 

Justo cuando el Madrid acariciaba la posibilidad de, por lo menos, forzar la prórroga, llegó el jarro de agua fría de Wass. El atacante del Celta marcó el 2-1 para los gallegos a poco más de cinco minutos para el final y pareció dictar sentencia. Lucas Vázquez, en los instantes finales, situó de nuevo el empate en el luminoso y dio al conjunto de Zidane un halo de esperanza que no llegó a materializarse en esta ocasión en el añadido. Esta vez, a los blancos no les bastó con su otras veces tan proverbial épica.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información