“Me voy”. Un crack del Real Madrid estalla en la vuelta de Vigo

Lío en el vestuario tras la eliminación del equipo en la Copa

Estallido en Vigo. La enésima gota que colma el vaso llego con la eliminación del Real Madrid ante el Celta. La cara de Álvaro Morata en el banquillo blanco era un poema.

 

El español volvía a quedarse fuera del once una competición que debía dar oportunidades a los jugadores con menos continuidad en el equipo. No fue así.

 

Zidane solo tiró del español cuando se vio con el agua al cuello. Y Álvaro dice basta. Sin palabas altisonantes, ni montar ningún escándalo, el estallido de Morata es silencioso. Tiene muy claro que ‘Zizou’ no lo quiere. Que Karim Benzema jugaría antes que él incluso cojo. Seguir así es un sin sentido que puede terminar por cargase la carrera del jugador.

 

Morata pide minutos, continuidad e importancia y el Real se la niega.  Es más, en el club blanco hay quien ya le pone precio a la operación salida de Álvaro del Madrid.

El jugador asegura sentirse engañado después de firmar por un Madrid en el que prometieron un rol principal.

 

El ex de la Juventus, que añora su papel de estrella en Italia, lleva semanas mandando avisos a las alturas que no ponen para nada nerviosos a los dirigentes blancos. Al contrario.

 

Ante los cantos de sirena de la Premier –Arsenal y Chelesa son las dos entidades que han mostrado mayor interés por el delantero-, desde la cúpula afirman que si el futbolista consigue que un club ponga 60 millones de euros sobre la mesa, podrá irse con viento fresco a final de curso. Morata, por su parte, y si las cosas no cambian lo tiene claro: “Me voy”.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información