Las 5 claves de un grandioso partido con Messi, Suárez y Griezmann de estrellas

El Barcelona arrancó una importante victoria del Calderón en un choque con dos partes muy diferenciadas

Dos partes bien diferenciadas marcaron el partido. La primera fue azulgrana con el tridente que actuaba a sus anchas. La segunda, rojiblanca completamente con un Atlético que se comió al Barcelona.

 

Las cinco claves de un espectacular partido

 

Luis Suárez

El delantero uruguayo estuvo soberbio en la primera parte, marcando un gol antológico. Le quitó el balón en el centro del campo Mascherano a Griezmann y el argentino se la pasa a Suárez, que inicia una veloz carrera hacia la meta rival. Con un autopase se deshace de cuatro contrarios y define a la perfección ante Moyá. El charrúa lleva 11 goles en 12 partidos y sigue la racha de que cuando marca Suárez, el Barça no pierde.

Leo Messi

Actuación de nuevo sensacional del crack argentino. Jugó e hizo jugar. Marcó el segundo tanto del Barcelona en la primera parte con un obús que entró como una exhalación en la portería rojiblanca. Su disparo desde la frontal fue imparable. El ‘10’ azulgrana, además, se mostró muy generoso con Neymar, la que cedió balones de oro, que el brasileño desaprovechó. Pudo marcar un nuevo gol en la segunda mitad en un lanzamiento de falta. La mano de Moyá y el larguero evitaron el tanto.

 

Simeone

El actual Atlético vive de Simeone. El técnico argentino cambió el triste partido que estaba haciendo su equipo en la primera mitad, tras el descanso. Levantó al equipo con los cambios y la afición con su apasionada gesticulación desde el área técnico. Sacó toda la artillería, Torres, Gaitán y Gameiro y el Atlético buscó y mereció el empate.

 

Griezmann

El delantero francés marcó el primero y tuvo en sus botas el segundo. Griezmann remató de cabeza en el corazón del área pequeña una cesión, también con la testa, de Godín en una jugada que previamente Koke había hecho falta a Luis Suárez. Tuvo también el segundo en un remate a bocajarro que se estrelló en el cuerpo de Cillessen. El atacante galo estuvo inconmensurable en la segunda parte, participando en todas las jugadas ofensivas y defendiendo como el primer hombre de la zaga.

 

Las dos caras del Atleti

La peor se vio en la primera mitad. Una sombra de equipo que deambulaba por el campo. La única ocasión fue un disparo de Koke en el minuto. La ‘cholina’ y los cambios introducidos tuvieron efecto y tras el descanso, salió un Atlético más reconocible. Apretó, presionó echó de mano de la estrategia para marcar y borró a un Barcelona que no le duraba la pelota y que acabó pidiendo la hora ante la avalancha rojiblanca.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información