La 'puñalada' de Messi y Suárez a Simeone: ¡Bronca en el descanso!

El paseo que se dio el Barça en la primera parte se solventó con la 'cholina' en el descanso, pero dejó en evidencia que el Atlético está en crisis

El Barcelona prácticamente se paseó por el Calderón en la primera parte del partido copero. Los jugadores de Luis Enrique controlaron el partido, al impedir que el Atlético hiciese su juego para aprovechar cualquier despiste y salir a la contra de forma letal.

 

 

Así llegó el tanto de Luis Suárez, que tras un robo de Mascherano, el uruguayo se enfrentó solito a toda la defensa colchonera y con un autopase y haciendo gala de una velocidad endiablada definió de forma perfecta. Posteriormente, se uniría Messi a la fiesta y con potente disparo que mandó a la escuadra puso el segundo.

 

Parecía que la eliminatoria estaba ya sentenciada con estas dos puñaladas de Messi y Suárez, ya que el Atlético solo dio señales de vida en el minuto 41 de la primera parte con un disparo a puerta de Koke.

 

Pero la ‘cholina’ del descanso dio sus frutos. El técnico logró la reacción que esperaba con los cambios y buscando el apoyo constante de la afición, que entonó aquello de “échale huevos”.

 

Todo ello espoleó al equipo y se vio al Atlético de antaño. Un conjunto luchador, incansable y efectivo que encerró en su campo al Barcelona. Griezmann respondió con un gol y tuvo en sus botas el empate.

 

Sin embargo, el partido dejó un poso amargo, que remarca la crisis del proyecto del 'Cholo'. Los jugadores parecen dar la espalda a esa motivación que el técnico rojiblanco tiene como punto de partida de su fútbol. Quedó en evidencia en la primera parte de ayer y en el empate contra el Alavés.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información