Messi lo tiene claro: El 'Bombazo' del argentino que revoluciona la vuelta del Barça - Valencia

Los azulgrana consiguen una mínima ventaja en la ida de semifinales. Todo se decidirá la semana próxima en Mestalla, pero los che tendrán que mejorar mucho si quieren remontar.

No hay dudas. Leo Messi es el futbolista del momento y empieza a apuntar muy alto en este 2018. El argentino lideró al Barcelona con otra exhibición ante el Valencia, si bien esta vez sus enormes esfuerzos no fructificaron en goles. En lugar de eso fue el motor de un equipo que monopolizó la posesión durante prácticamente todo el choque, y que sólo encontró luz en ataque cuando las jugadas estuvieron canalizadas en las botas del '10'. Leo encontró a su mejor socio, Luis Suárez, en el minuto 66, tras muchos minutos de un asedio que ya era mareante para el Valencia, y después de una primera mitad en la que las ideas del cuadro culé estuvieron algo más oxidadas.

 

Ha conseguido, poco a poco, ser mucho más martillo 'pilón' este Barça de Valverde, que comenzó discreto y construyendo el equipo desde atrás, y ha terminado puliendo una máquina de tocar, presionar y combinar en ataque que empieza a asemejarse a otras que se ganaron el cartel de legendarias, y que en defensa apenas sufre las embestidas de sus rivales, obligados a recorrer decenas y decenas de metros cuando recuperan el esférico en su propio terreno de juego, perdiéndolo irremediablemente. Y un elevadísimo porcentaje de todo este engranaje perfecto lo aglutina Messi, que es a la vez obrero, constructor, mago y ejecutor en este equipo.

 

Suárez

 

El Mundial. Creían muchos analistas que 2018 sería un año más que discreto para Leo, al menos en sus primeros meses, esperando el Mundial. Nada de eso. Los dos últimos Balones de Oro conseguidos por Cristiano Ronaldo, acompañados de títulos que han conseguido que el Real Madrid le haya dado la vuelta a una tortilla que pintaba muy azulgrana a comienzos de la década le ha puesto las pilas. El argentino quiere demostrar a todos que sigue siendo el mejor, y que de esa condición respecto al portugués nunca hubo dudas. Quiere dejar claro que este tiempo en el que Ronaldo le ha comido el sitio ha sido sólo un despiste.

 

Le falta corroborarlo. Y sólo lo conseguirá acompañando su, por ahora, monumental temporada, con títulos. Uno lo tiene ya bastante a tiro el Barça. Otra Copa del Rey a la vuelta de la esquina. Al menos otra final, con permiso de un Valencia que, eso sí, fue un equipo muy serio, tremendamente esforzado en defenderse, y que logró un resultado recuperable para la vuelta en Mestalla si se logra un escenario propicio. La batalla promete ser apoteósica dentro de una semana.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información