Gareth Bale calla: el feo de un crack del Real Madrid en la final de Champions contra el Liverpool

El galés fue el héroe de Kiev

Fue el héroe. Sin lugar a dudas. Gareth Bale fue el gran protagonista de la final de Kiev. El galés marcó dos goles para el recuerdo, sobre todo el primero, para dar la decimotercera Champions League al Real Madrid. La tercera consecutiva. 

Bale empezó en el banquillo, llevándose un palo tremendo. Gareth apuntaba a la titularidad tras un mes a un nivel altísimo, pero Zidane apostó por Isco. El técnico francés dio entrada al '11' a los pocos minutos de empezar la segunda parte, y él dejó su huella. 

Una chilena para el recuerdo para desigualar el 1-1 en el luminoso. Un gol que provocó la locura en el Real Madrid. Todos los jugadores fueron a lanzarse encima del galés. Excepto uno: Cristiano Ronaldo. 

El portugués celebró el gol, pero se le vio un gesto algo contrariado. Y más aún en la recta final del encuentro. Bale pudo darle el tercer gol a Cristiano, pero decidió jugársela solo. Ahí sí que el luso se indignó con un feo gesto a Gareth. 

Y cuando por fin parecía que iba a tener su gol, Cristiano se encontró que un espontáneo cortó su jugada. No fue la noche del portugués, que se quedó sin ver puerta y no disputó un buen partido. Ni mucho menos. 

Cristiano veía una oportunidad única para desmarcarse en la lucha por el Balón de Oro, pero hoy por hoy, tras el partido del luso en Kiev, las cosas dependerán de lo que pase en el Mundial. 

Lo que está claro es que a Cristiano no le ha hecho ninguna gracia no ser el gran héroe del Real Madrid en la final. Ese papel estaba destinado para otro: Gareth Bale. 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información