¡Y la pesadilla no ha terminado! Bombazo Messi (terrible) tras la debacle de Argentina

La albiceleste queda contra las cuerdas en el Mundial tras caer por 0-3 ante Croacia en otro horrible partido. Necesita un milagro para meterse en octavos de final. El 10 argentino, invisible.

Argentina confirmó la primera de las grandes sorpresas, por no decir decepciones mayúsculas, del Mundial de Rusia. El de Croacia era su partido y el partido de Leo Messi, el hombre que se sentía "responsable" por haber fallado el penalti contra Islandia. Pero lejos de mejorar, o de firmar un encuentro con más nivel que el de los nórdicos, la albiceleste volvió a quedar reducida a prácticamente nada ante una Selección balcánica que sacó a relucir todas las lagunas que Jorge Sampaoli no ha sabido tapar, y que, incluso, ha aumentado aún más con una alineación extraña. El 0-3 obliga a los argentinos a ganar y, si es posible, golear a Nigeria en la última jornada, esperando que los islandeses no ganen a los africanos en el encuentro que todavía tienen que disputar de la segunda fecha. Demasiadas carambolas, quizás, para un combinado del que ya se espera poco o muy poco.

El repaso de los croatas fue notorio desde el principio. De más a mucho más. Esperando a Argentina de primeras, supo contener las pocas acometidas que podía armar un equipo que depende tanto del talento de Messi para construir juego que pierde al '10' en la creación, cuando también le necesita para llegar arriba y marcar goles. Leo no puede con todo. Pero es que, además, todo hay que decirlo, esta noche volvió a firmar un partido absolutamente soso. Lejísimos de, ni tan siquiera, su nivel mínimo aceptable. Apenas participativo salvo en ráfagas, alejado del área y hasta sin querer asumir excesivo protagonismo.

Un error de Willy Caballero que permanecerá en la historia de los Mundiales propició el comienzo de la tragedia. Antes, Argentina se había mostrado incapaz de perforar la meta de Subasic en un primer tiempo en el que apenas mantuvo el tipo. Sampaoli volvió a escoger el músculo en lugar del talento, dejando a Banega en el banco, y le salió mal. El 0-1 cayó como un mazazo. A partir de ahí fue a mucho menos Argentina, que en ningún momento supo reaccionar al primer golpe. Croacia se mantuvo firme y confiada y fue dejando pasar el tiempo para encontrar los espacios que, sabía, llegarían. Y vaya si llegaron.

Messi

La puntilla la puso Luka Modric, que firmó un partido excelso, con un disparo perfecto desde la frontal que dejó helado a Sampaoli y a toda Argentina. Para entonces, muchos en la grada ya aceptaban la histórica tragedia que se les venía encima. Rakitic terminó de firmar la humillación en una jugada en la que la defensa albiceleste prácticamente le dejó rematar a placer, andando.

Ojo a la Bomba de Messi tras el Mundial

Esta derrota supera cualquier pesadilla imaginable para un equipo que llegaba a Rusia con, probablemente, más obligaciones que ninguna a la hora de levantar el trofeo. Y todo por su gran estrella. Se aceptaba que, si no era esta vez, probablemente Leo Messi nunca tendrá el Mundial que le falta para coronarse. Y seguramente tampoco sea esta vez, y sea ninguna. Porque, tal y como se viene rumoreando desde distintas fuentes, entre ellas, OkDiario, la intención del futbolista azulgrana era dejarlo con la Selección si conquistaba el título. Pero visto lo visto, y tras su amago de 2016, seguramente Leo esté pensando en dejarlo de todas maneras. O la presión social le empujará a hacerlo...

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información