Ni LeBron James logró tal hazaña y Luka Doncic lanza la amenaza a Tatum: el ridículo sería histórico

Ni LeBron James logró tal hazaña y Luka Doncic lanza la amenaza a Tatum: el ridículo sería histórico

La aplastante victoria de los Mavericks da un cambio importante a las Finales

Nunca nadie en la historia de la NBA ha sido capaz de remontar un 3 a 0 en contra en unos Playoffs. La estadística deja más que claro con solamente cuatro equipos a lo largo de la historia de la liga que han llevado a sus rivales hasta el séptimo partido tras ir tres abajo. Sin embargo, ninguno de ellos logró la hazaña de llevarse la eliminatoria. Un hito que esperan romper Luka Doncic y compañía.

El duelo de la pasada madrugada no tuvo color. Los locales se llevaron el partido con una superioridad absolutamente aplastante y que llenó de esperanzas a los suyos que, tras verse barridos por los orgullosos verdes, ahora se ven capaces de hacer historia y ganar un campeonato de la NBA que sería tan o más recordado que aquel de los Cavaliers de LeBron James en 2016 tras remontar un 3-1 en contra a los Golden State Warriors.

Además, por si la victoria fuera poco, el resultado de 84 a 122 ya ha entrado en los libros de los récords de la liga, pues es el tercer diferencial de puntos más amplio jamás registrado en la historia de las Finales con +38 para los Dallas Mavericks.

Un Doncic tumba a los peores Celtics

Por otro lado, la mejor noticia para los de Dallas es que no necesitaron a un Doncic de leyenda para ganar su primer partido. Y es que, con apenas 29 puntos y sin anotar un solo triple de los ocho lanzados, el esloveno vio como los suyos lo acompañaban para sellar el triunfo de los de casa.

Pero si Doncic estuvo medianamente mal, los Celtics estuvieron históricamente peor. Y es que, el supuestamente mejor equipo de la liga vio como Tatum acababa con 15 puntos siendo el máximo anotador del equipo en una noche para olvidar por parte de todo el equipo, que lanzó un lamentable 36,2% por el 50,5% de los Dallas Mavericks.

Así pues, Luka Doncic ya comienza a preparar el terreno para una remontada que se augura tan legendaria para los Mavericks como ridícula los Boston Celtics que son los únicos que saben si esa derrota vino por una mala noche o si el bajón en intensidad puede acarrear un final que nadie olvidará. Habrá que ver en la madrugada del próximo martes a las 2:30 hora española.