Luka Doncic ya sonríe, devastador golpe a Celtics y Lakers y Stephen Curry sufrirían algo parecido

Luka Doncic ya sonríe, devastador golpe a Celtics y Lakers y Stephen Curry sufrirían algo parecido

La tercera derrota de los Mavs lo dejan al borde del KO ante un súperequipo que tendrá problemas, como Lakers y Warriors

De nuevo Boston Celtics ganó a Dallas Mavericks (99-106), esta vez en el American Airlines Center, y eso lleva las finales (3-0) a un más que previsible final por la vía rápida que certifica lo que la regular season ya dejó claro, el equipo más regular es el mejor conjunto de esta temporada 23/24. Ahora bien, para Luka Doncic, a las puertas de su nuevo contrato, le sale al menos la sonrisa de saber que la alegría a los del Garden les durará poco.

Un año y no más

Es innegable que Boston posee una plantilla de enorme calidad y solvencia, con multitud de recursos desde el perímetro, defensivos y en la pintura, pero claro, en muchos casos hablamos de referentes de la liga -al menos cuatro o cinco jugadores- y eso económicamente no es viable. Lo ve así Bleacher Report, quien pone nombre y apellido a los problemas que se le vienen encima al más que probable campeón en 2024.

Y es que los 286 millones de dólares que ha firmado Jaylen Brown toman vigencia desde la campaña que viene, justo el instante en el que Jayson Tatum podría sellar una extensión de contrato por 315 millones. Y no solo ellos, Derrick White también es seleccionable para ello, por lo que el impuesto de lujo ya pondría la espada de Damocles sobre un proyecto que puede ser de mecha corta.

En California, igual

Precisamente este problema también sacude a Los Angeles Lakers y Golden State Warriors, especialmente a estos últimos, básicamente porque los primeros se ven sin opciones y vendidos si LeBron James no continúa (el medio les da un margen para fichar que no llega a 30 kilos), todo ello dando por hecho que D’Angelo Russell salga, mientras que los de San Francisco apenas sí pueden ponerse en manos de una renovación a la baja de Klay Thompson -recodemos, no asegurada- para aún con todo tener un margen mínimo en un mercado al que irían a buscar recambio a las salidas de Chris Paul y Kevon Looney.