Ancelotti se lo quitó al Real Madrid.Ahora lucha por encontrar equipo

Aspiraba a ser el mejor mediocampista del mundo y hoy en día aspira a tener al menos un minuto el sábado

Siempre se crean demasiadas expectativas en los jugadores jóvenes que llegan a la élite del fútbol. Algunas se cumplen. Otras… Ejemplos:

Freddy Adu: el americano debutó en la MLS con 15 años y le compararon con Pelé.  El jugador empezó muy fuerte su carrera y dio el salto a Europa cuando solo tenía 18 años. El Benfica le dio la oportunidad de lucirse en Europa. Pero no le fue bien. Se fue cedido al Mónaco, volvió al Benfica… y encadenó cuatro cesiones seguidas más. Os Belenenses , Aris en Grecia, Rizespor en Turquía… y de ahí una serie de equipos por todo el mundo que le llevaron de vuelta a EEUU. Nunca se adaptó al fútbol europeo y nunca rindió como esperaban. Aún tiene 29 años pero nunca será lo que decían de él.

Royston Drenthe: el holandés llegó al Madrid después de ser elegido mejor jugador de la Eurocopa  sub 21 de 2007. Llegó a Madrid con muchas ganas pero las ganas pudieron con él. La presión del Bernabéu pudo con él. Luego fue al Hércules cedido donde a pesar de rendir bien tuvo más problemas extra deportivos de los necesarios. Empezó a deambular por muchos equipos y se llegó a retirar en 2016 para volver el pasado año al equipo de su ciudad natal el Sparta de Rotterdam. Ha jugado en 6 países en 9 años. Casi nada.

Bojan Krikic: Quizás el caso más sangrante de los últimos años en España. Por lo que se esperaba de él y por el hecho de haber destacado en el mejor Barcelona de la historia. Salió de Barcelona para triunfar en Milán pero nunca demostró ser el goleador que parecía cuando apenas tenía 16 años. Se fue apagando demasiado joven y después de romper su vinculación con el Stoke City este mismo verano ahora se encuentra buscando equipo.

Bojan y Messi

Y llegamos al caso que nos incumbe hoy: Renato Sanches. El medio centro portugués fue objeto de deseo de los grandes de Europa, entre ellos Real Madrid. Renato debutó con Portugal en la Eurocopa de 2016 con apenas 18 años y fue elegido Golden Boy, el premio al mejor jugador joven del momento.

El Bayern de Ancelotti se lo llevó y parecía que marcaría una época en La Bundesliga. Nada más lejos de la realidad. Su rendimiento nunca alcanzó el que tuvo en Portugal y tras una cesión en Inglaterra donde estuvo francamente mal y el pasado año donde no tuvo apenas minutos, busca ahora una salida para volver a recuperar la confianza que necesita. El Lille en Francia parece dispuesto a darle la oportunidad y el hecho de que el equipo francés va a jugar Champions puede hacer que Renato Sanches de el paso y juegue en el ex equipo de Eden Hazard este año.

En sus manos aún está no ser una eterna promesa y convertirse en una realidad