Florentino Pérez amenaza a Zidane con el sustituto más temido, está KO

Florentino Pérez amenaza a Zidane con el sustituto más temido, está KO

El presidente blanco lo tiene muy claro si falla de nuevo

Parece ser que la llegada de David Alaba al Real Madrid no va a ser la única novedad en el seno del club en este primer mes de 2021. Florentino Pérez tiene claro que deben cambiar muchas cosas en los meses que restan de competición si quiere hacer de la entidad el equipo ganador que históricamente ha sido.

Y la verdad que hoy en día Zinedine Zidane dista mucho de poder lograrlo, un Zidane que cada vez está siendo más cuestionado al frente del banquillo… pero que aún no está sentenciado. El Real Madrid comienza hoy su andadura en la Copa del Rey y lo hará frente a un débil Alcoyano al que debería doblegar sin mayores complicaciones, pero atendiendo a la dinámica del equipo esto resulta una tremenda incógnita.

Florentino

No obstante, esta competición se ha postulado como la vía de escape para salvar una temporada que ya empezó torcida cuando el club no desembolsó ni un solo euro en fichajes. Con una distancia respecto al líder -el Atlético de Madrid- casi insalvable en el campeonato liguero y con pocas opciones, siendo realistas, en la Champions League, el entrenador francés tiene en este renovado torneo histórico la oportunidad de ganar adeptos para seguir al frente del banquillo blanco la próxima temporada.

Florentino tiene muchas dudas con él y, aunque su currículum en Chamartín es envidiable, las sensaciones que está evidenciando dejan entrever que está fatigado mentalmente y no tiene ideas para dar un giro a la dinámica tan decadente que lleva atravesando el vestuario los últimos tiempos.

Tuchel

El presidente blanco, por ende, se ha puesto manos a la obra para buscar el posible sustituto del galo y, aunque Mauricio Pochettino haya firmado recientemente con el PSG, tiene una opción muy clara para tomar las riendas si la ocasión lo merece: Thomas Tuchel. Sí, el alemán ha sido la última víctima de Neymar Júnior en París y sabe de sobra lo que es estar al frente de un club con tanto renombre. El alemán, además, ya le brindó en su momento una dosis de fútbol a Zinedine Zidane cuando el Real Madrid cayó de forma apabullante contra el cuadro francés en la ida de la fase de grupos de la competición europea del año pasado.

Ahora le puede asestar otro golpe, el definitivo, si Florentino así lo desea: la Copa del Rey es la última oportunidad para el francés, la pelota está en su tejado… pero cada vez está más cerca de precipitarse al vacío.