80 millones: Florentino Pérez presenta una oferta de locura por un tapado

El Real Madrid trabaja en una incorporación

Florentino Pérez cuenta los días que quedan para anunciar el fichaje de Eden Hazard y cerrar el de Luka Jovic. Pero, mientras tanto, no se queda de brazos cruzados y trabaja en lograr otras contrataciones.

Este verano habrá una revolución en el Real Madrid. Y nadie es intocable, como se ha podido ver con Sergio Ramos, al que le abrieron las puertas de salida siempre y cuando recibieran una compensación millonaria a cambio. Porque nombres en la agenda hay para aburrir.

Y uno que está señalado en rojo es el de Joao Félix, futbolista del Benfica, que ha culminado una temporada para enmarcar, gracias a sus 20 goles y 11 asistencias sumando todas las competiciones.

La joya de 19 años ha irrumpido con fuerza en el primer equipo, después de estar en las categorías inferiores desde el año 2015, cuando el Oporto le dejó salir por ser demasiado débil físicamente. Un error que apunta a ser histórico.

Porque, desde entonces, su progresión ha sido imparable. Campeón de Europa con la selección de Portugal sub 17 y sub 19, está llamado a debutar con la absoluta pronto. Muy pronto. Concretamente, en menos de una semana, cuando se enfrenten a Suiza en las semifinales de la UEFA Nations League.

Rápido, habilidoso, inteligente, joven, goleador… Félix es una de las mayores promesas de la actualidad y, junto a Kylian Mbappé, Jadon Sancho o Vinicius, está llamado a dominar la próxima década. Por ello, el Real Madrid se lo quiere llevar antes de que su precio suba aún más.

El Benfica exige el pago de su cláusula de rescisión, 120 millones de euros, pero Florentino cree que podría llevárselo por algo menos, unos 80. Las negociaciones siguen su curso, si bien todo hace indicar que el cuadro blanco tendrá que subir su oferta algo más para llevarse el gato al agua.

En el Santiago Bernabéu completaría el tridente junto a Benzema y Eden Hazard, y tendría la misión de ser el heredero, a medio plazo, de su gran ídolo, Cristiano Ronaldo, al que le comparan a diario.

Las expectativas son muy altas.