A Álvaro Morata le ‘cambia la vida’ el Atlético de Madrid

El delantero no pasaba por su mejor momento en Inglaterra

Los últimos meses de Álvaro Morata en el Chelsea no fueron nada fáciles. El jugador no contaba con los minutos que deseaba y su relación con Maurizio Sarri era casi inexistente. El madrileño hacía tiempo que buscaba una salida del club londinense y el 28 de enero, a 3 días de cerrarse el mercado invernal, firmó por el Atlético de Madrid.

La operación generó mucha polémica debido al pasado merengue de Morata. Durante los días previos, empezaron a circular imágenes por la red en las que aparecía el futbolista celebrando algún gol contra el ‘atleti’ de forma muy efusiva, llegando incluso a realizar algún gesto feo a la afición después de que le pitasen al ser cambiado.

A los dirigentes del club del Manzanares y al Cholo Simeone poco les importó el revuelo que se estaba formando y acabaron formalizando la operación .

Pero poco tardó Álvaro en cerrar cualquier ápice de debate tras su llegada. El jugador realizó un gran primer mes de competición dejándose todo en el campo en el primer partido en el Wanda frente al Real Madrid y completando un gran encuentro en la ida de cuartos de final de Champions League frente a la Juventus, en el que le anularon un gran testarazo.

En el futbol las notas siempre se ponen a final de temporada y se puede decir que Morata ha aprobado con nota estos primeros cinco meses en la capital española. Ha conseguido anotar un total de 6 goles en 17 partidos, repartiendo además una asistencia.

En declaraciones del propio jugador, Álvaro ha querido relatar el calvario por el que estaba pasando en Londres, y ha afirmado que su llegada al Atlético de Madrid le ha “cambiado la vida”. El ex del Chelsea asegura que "había perdido la confianza en mí mismo. Me molestaba mucho la opinión de la gente en Inglaterra. Creo que allí no me sentía muy querido ni valorado por el club ni por la afición. Empecé muy bien en el Chelsea, pero una lesión al final te deja seco.  

Pese a sufrir una lesión que le alejó de los terrenos de juego varias jornadas durante la temporada anterior, el delantero consiguió anotar 15 goles y ganar junto a su club la FA Cup. Aunque tantos partidos fuera le acabaron pasando factura y Lopetegui no contó con él para el mundial de Rusia. El jugador reconoce que quedarse fuera del Mundial “fue lo más duro que me podía pasar en la vida”. Por suerte para él, aquello ya está olvidado y dice sentir que “firmar por el Atlético ha sido lo mejor que me podía pasar".

Su continuidad en el Wanda es una incógnita

Ahora queda resolver la incógnita de que le deparará el futuro a Álvaro. Ante la posibilidad de volver al Chelsea FC la próxima campaña, el madrileño afirma que se quiere “quedar en el Atlético. Pero contractualmente el Chelsea puede llamarme para que vuelva. Veremos las negociaciones que tengan entre ellos, pero los dos clubes saben ya lo que yo quiero. Sólo pido por favor, como ya le he dicho al Atlético, que hagan todo lo posible por hacerlo cuanto antes. Porque yo lo único que quiero es estar aquí".

Veremos si el deseo del futbolista se acaba cumpliendo, ya que como él mismo asegura, “¡me encantaría retirarme en el Atlético de Madrid”.