La amenaza de Piqué que dejó al Barça sin un fichaje

El catalán se puso serio

Este verano el central holandés Matthijs De Ligt fue uno de los grandes protagonistas del mercado. El tulipán pudo acabar en el FC Barcelona, pero finalmente se decantó por una Juventus de Turín que le plantó un contratazo que lo situaba con 14 millones de euros por temporada. El más alto que estaría percibiendo cualquier defensa en el mundo actualmente.

Sin embargo, eso pudo cambiar. El verano de Matthijs De Ligt tuvo dos momentos que fueron clave para su elección.

El primero tuvo lugar en la final de la Copa de las Naciones en la que Portugal derrotó a Holanda y a la finalización del partido se pudo ver a Cristiano Ronaldo hablando con el central del Ajax de Amsterdam por aquel entonces. Luego supimos que ahí lo convenció para que fichara por el conjunto turinés.

Y el segundo momento tuvo lugar en las Bahamas, donde coincidió con Gerard Piqué, con quien hubiese peleado por la titularidad en el FC Barcelona. Se desconoce cómo fue la conversación que hubo entre ambos, pero De Ligt decidió en esas vacaciones que su destino no iba a estar en el Barça y sí en el fútbol italiano.

Los celos de Gerard Piqué podrían haber sido un motivo para que De Ligt no acabara fichando por el Barça y es que el central catalán no quería una competencia como el holandés en el club azulgrana, ya que le habría sentenciado al banquillo antes de tiempo y Piqué cree que aún tiene varios por delante en su carrera ante de comenzar su asalto a la presidencia del FC Barcelona. 

Hay cierto rumor en Barcelona que dice que Gerard Piqué advirtió a De Ligt que no fuera al Barça por ahora y que luego el candidato a la presidencia Víctor Font o él lo traerían cuando ya no fuesen competencia directa por el puesto.