El as en la manga de Messi: tiembla Europa (y el Real Madrid de Zidane)

El Barça tiene una bomba

El Barça no ha podido cerrar la contratación de Neymar Junior, al que se habían propuesto como objetivo prioritario. El brasileño finalmente seguirá un año más en el Paris Saint-Germain, que no ha puesto ninguna facilidad a la marcha de su gran estrella, junto a Kylian Mbappé, por lo que tendrán que esperar hasta enero o, en como todo apunta, hasta el verano que viene para volver a intentarlo.

Pero en el Camp Nou no están preocupados. Saben que ‘Ney’ era más un capricho que una necesidad y con Antoine Griezmann, Ousmane Dembélé, Luis Suárez y Leo Messi la delantera está más que cubierta. Y a ellos se le suma un nuevo nombre que también genera una gran ilusión entre la afición y al que hay muchas ganas de seguir viendo: Ansumane Fati.

A sus apenas 16 años, se ha convertido en una de las sensaciones de la temporada en este arranque de curso. Si en la anterior jornada ante el Betis ya se convirtió en el segundo jugador más joven de la historia culé en debutar, en esta, ante Osasuna, batió todos los récords al anotas un gol y ser, de este modo, el más joven en hacerlo vistiendo la camiseta azulgrana en partido oficial.

Ha dejado muy buenas sensaciones, tanto en los encuentros como en los entrenamientos, y hay muchas esperanzas depositadas en él. Quieren darle continuidad y que siga con su proyección, por lo que seguirá, por el momento, con el primer equipo. Y, cuando regresen todos los lesionados, será enviado de nuevo al filial, aunque seguirá ejercitándose prácticamente a diario con Piqué, Busquets, Ter Stegen, Jordi Alba, De Jong y compañía.

El fichaje galáctico estaba en casa y a coste cero. ‘Ansu’ está llamado a ser uno de los puntales del equipo en los próximos años y ya es una amenaza al Real Madrid.

La Masía aún sigue dando sus frutos.