Bale entra en una operación de última hora de Zidane para el Real Madrid

Cambio de cromos con el '11'

Gareth Bale saldrá del Real Madrid este verano, quiera o no quiera, y a la fuerza si así lo requieren las situaciones. Zinedine Zidane ya ha transmitido la orden de traspasarle, para dejar una buena cifra en las arcas, y que no lo quiere ni ver en la pretemporada.

El problema es el elevado salario del galés, de unos 17 ‘kilos’ anuales, que no está dispuesto a rebajarse. Y pocos equipos pueden o quieren pagar tal salario a un futbolista que lleva años en caída libre. Además, el cuadro blanco pide casi 100 millones de euros para dejarle salir. 

El único equipo que parece estar interesado en llevarse a un futbolista más protagonista por sus escándalos fuera del campo que por su rendimiento sobre él, y que vive más tiempo en la enfermería que en el gimnasio, es el Manchester United, que espera que, de nuevo en la Premier League, recupere su mejor versión, la que mostró en el Tottenham, y que le llevó a ser considerado uno de los mejores jugadores del Mundo en su puesto.

El combinado ‘red devil’ ha decepcionado un curso más y busca un nuevo líder para el ataque, demarcación en la que podrían perder a Alexis Sánchez, Anthony Martial y Romelu Lukaku, con pie y medio en el Inter de Milán. Pero ni de lejos pagarán los 100 millones que reclaman.

Por ello, Florentino Pérez ha ideado un plan en el que saldrían ganando todos: un cambio de cromos con Paul Pogba, más unos 20 o 30 millones para los de Old Trafford, puesto que el francés tiene más valor de mercado.

El Madrid se desharía de un ‘muerto’, y traería a un galáctico para la medular a precio de ganga y a cambio de un simple descarte, mientras que Solksjaer recibiría a un jugador que, a su máximo nivel, sería un referente y se despedirá de un jugador que no quiere seguir en el club y al que la grada ha abucheado.

Suena bien.