El Barça ata al relevo de Jordi Alba (y hay sorpresa de las gordas)

El '18' tendrá un recambio

El Barça tenía como objetivo prioritario de cara a este verano fichar a un suplente para Jordi Alba, que venía realizando un curso magnífico, pero que, tras su renovación, cuajó unos últimos meses, los más decisivos, completamente lamentables, siendo uno de los grandes señalados tanto en Anfield frente al Liverpool, errando en el primer gol, de Origi, y en el tercero, de Wijnaldum, como en la final de la Copa del Rey frente al Valencia, siendo superado fácilmente en carrera por Carlos Soler, en el gol de Rodrigo Moreno.

El perfil que se buscaba era el de un lateral experimentado, que saliera a precio de ganga y que aceptara estar en el banquillo. Y el que más gustaba era Filipe Luis, cuyo contrato con el Atlético de Madrid expira en pocos días y que, a sus casi 34 años, aún tiene un par de temporadas a un buen nivel por delante. Sin embargo, las demandas de su agente han paralizado todo, ya que exige un salario muy elevado un mínimo de minutos disputados.

 

Ahora los parámetros se han modificado y se busca a una joven promesa que pueda reforzar el filial y cumplir cuando suba con el primer equipo, un experimento que realizaron con Moussa Wagué y que, de momento, no les ha salido mal. Es decir, buscan un futbolista que haga exactamente lo mismo que venía haciendo Juan Miranda, que será cedido para que se consolide en Primera División.

Y el elegido para ese puesto será, ni más ni menos, que Diego Palacios, futbolista del Willem II de la Eredivise y protagonista de un excelso Mundial sub 20 con su selección, Ecuador, que alcanzó las semifinales, en las que perdió frente a Corea del Sur.

Su traspaso costaría entre tres y cinco millones de euros. Las conversaciones están muy avanzadas y podría hacerse oficial en las próximas horas. 

Una llegada que no tiene el visto bueno de Messi…