El Barça cierra un fichaje sorpresa (y Messi estalla)

En el vestuario no se lo creen

El Barça, contra todo pronóstico, se hará con los servicios, a título definitivo, de Kevin-Prince Boateng, futbolista que militó en el cuadro culé los últimos seis meses del curso, en los que solo tuvo la oportunidad de disputar 303 minutos, repartidos en cuatro encuentros, en los que no fue capaz de anotar ni un gol ni de dar una asistencia.

Su fichaje fue, sin duda alguna, de los más sorprendentes del mercado, pues nadie esperaba que fueran a cubrir la baja de Munir El Haddadi, que se fue al Sevilla, con un futbolista que, para empezar, ni siquiera es delantero centro, que ya tiene 32 años y cuya carrera está claramente venida a menos. Ni de lejos daba el nivel y se demostró desde el primer día.

Por suerte, su contrato finalizaba el pasado 30 de junio, ya que se lo llevaron cedido con opción a compra no obligatoria. Su etapa en el Camp Nou parecía haber terminado y se esperaba que regresara al Sassuolo, club poseedor de sus derechos, que lo reclutó el verano pasado, procedente del Eintracht de Frankfurt.

Sin embargo, su futuro puede sufrir un giro radical. Así lo afirmó el director deportivo de la escudara italiana, Giovanni Carnevalli, en unas declaraciones que recoge ‘la Gazzetta dello Sport’.

‘’Pienso que el Barcelona lo comprará y quizás lo mandará a otro equipo español. Probablemente permanecerá en la Liga Santander. El otro día tuvo una reunión con Squinzi (presidente del Sassuolo) en las oficinas del club y me preguntó si iba a traer a ese tal Messi. Y yo le respondí: no es el primero en mi lista’’ aseguró. 

Los planes de la directiva culé es pagar cerca de 10 millones por el ghanés y traspasarlo por unos 15 o 20. Una idea que no agrada nada a Messi, que teme que no puedan encontrar a un comprador.

Como salga mal…