El Barça, la oferta a Davinson Sánchez (y los 8 kilos que vetan un fichaje)

Un cambio fallido.

La actitud de algunos clubes con sus jugadores ha provocado la matriz de opinión de que el fútbol primeramente es un negocio y después un deporte, desprestigiando en gran medida el amor al arte que aún conservan los verdaderos apasionados del mejor deporte del mundo. El Barcelona ha quedado mal parado por el trato que le está dando a uno de los centrales que era indiscutible con Piqué, pero que se fue quedando fuera de los planes por lesiones importantes a lo largo de la temporada pasada.

Umtiti es el afectado de todo esto, Valverde comentó que contaba con el francés y que esperarían por su recuperación, pero la paciencia parece haberse acabado. Desde la Premier League al ver que Umtiti cada vez se iba quedando con menos lugar en la titularidad blaugrana, saltó un equipo finalista de Champions League al rescate, Tottenham Hotspur. Los londinenses dirigidos por Mauricio Pochettino querían incorporar a Umtiti para mejorar la defensa del año pasado. El Barcelona aceptó empezar a negociar y pidió a Dávinson Sánchez más dinero.

El salario de Samuel Umtiti espantó a los 'Spurs'

Hasta aquí todo parece ir normal, sin embargo, el Tottenham se arrepintió de la negociación cuando vio el salario de 8 millones de euros por temporada de Samuel Umtiti.

El francés apenas con 25 años sería mejor valorado en Barcelona si no fuera por la complicada lesión que atravesó y que tiene riesgo de reaparecer en cualquier momento, justamente esa incertidumbre es la que hace a Valverde dejar de depender de Umtiti en sus alineaciones.

De quedarse en Barcelona, Umtiti tendría que conformarse con un papel secundario de entrada, al que no está acostumbrado por su calidad. ¿Se salvó Pochettino de un jugador problemático a nivel físico? ¿O perdió la oportunidad de sumar a una garantía en defensa?