Benzema terminó muy mal: escándalo mayúsculo fuera del Real Madrid

Su futuro, en el aire

Karim Benzema salió muy mal parado tras su última reunión con Florentino Pérez. El delantero pidió una renovación millonaria para mejorar su contrato, con su correspondiente subida de sueldo. Una idea que todos en el Real Madrid veían con buenos ojos, pues su contrato finaliza en 2021, y tiene a varios clubes detrás de él, como el Paris Saint-Germain o el Olympique de Lyon.

El ‘9’ fue el mejor la temporada pasada y también ha comenzado a un gran nivel. Tras la marcha de Cristiano Ronaldo, se ha convertido en el gran líder del ataque y por ello pide un salario acorde a su rol en el equipo. Actualmente percibe unos ocho ‘kilos’ limpios por campaña, y pide casi del doble, unos 14,5. Algo que le haría adelantar a Toni Kroos, Luka Modric, Marcelo o Thibaut Courtois, que cree que están por detrás de él en jerarquía.

Con su mejora, tan solo quedarían por delante Eden Hazard, Gareth Bale y Sergio Ramos. Algo que Karim ve completamente lícito, pues se lo ha ganado con su rendimiento. Y se pensaba que el presidente iba a acatar sus pretensiones con los ojos cerrados, dejando todo cerrado por la vía rápida. Pero, por sorpresa para él, no ha sido así. Y muy difícilmente lo será.

Florentino no ha aceptado pagarle tal barbaridad y, para colmo, ha pospuestos las negociaciones hasta, como mínimo, enero. No quiere precipitarse y pide que siga con su buen rendimiento si quiere ganarse la renovación. De esta manera, evita distracciones y relajaciones que puedan torpedear su nivel. Algo que, como era de esperar, a Benzema no le ha hecho ni piza de gracia.

Y es que lleva pidiendo un aumento desde hace tiempo. Y esperaba que le dieran cita este mismo verano, como hicieron con Toni Kroos y Nacho Fernández, dos futbolistas que tuvieron su premio a pesar de su mediocre campaña.

Zinedine Zidane tiene motivos para preocuparse.