Benzema tiene una oferta millonaria: o el Madrid le paga más o habrá lío

Karim presiona al Real

Karim Benzema presiona a Florentino Pérez para que le mejore el contrato, algo que el delantero lleva pidiendo meses. Sin embargo, el presidente ha ido posponiendo la reunión, algo que no ha sentado nada bien en el entorno del galo.

El ex del Olympique de Lyon siempre ha sido objeto de críticas y burlas por sus pobres cifras de cara a puerta. Pero, tras la marcha de Cristiano Ronaldo, ha sido el único que ha dado un paso adelante y se ha echado el equipo a la espalda.

El ‘9’ ha acabado el curso con 30 dianas y 11 pases de gol en su haber. Unas cifras espectaculares, teniendo en cuenta los problemas de cara a puerta del Real Madrid, que se ha aferrado a él.

Benzema espera que su gran rendimiento tenga premio y que le suban el sueldo. Bajo su punto de vista, no merece cobrar menos que otros futbolistas como Marcelo, Toni Kroos o Gareth Bale, que se han arrastrado por el campo.

Florentino, por otro lado, anda muy ocupado y tiene la renovación de Karim en un segundo plano. Lo primero que tiene en mente es cerrar los fichajes de Eden Hazard, Ferland Mendy, Paul Pogba y compañía y resolver el problema que tiene con Sergio Ramos. Una vez hecho esto, se pondrá manos a la obra para mejorar los vínculos de jugadores como el internacional francés.

Algo que no ha sentado nada bien en el entorno de Benzema, que ha visto como futbolistas como el ya mencionado Kroos o incluso Nacho Fernández han pasado por las oficinas antes que él.

Está muy molesto y estudia detenidamente la oferta del Paris Saint-Germain, que le ofrece cobijo de cara a la próxima temporada. Edinson Cavani abandonará el Parque de los Príncipes y ‘el Gato’ puede ser su reemplazo, pues su estilo de juego permitiría brillar aún más a Mbappé y a Neymar, que han solicitado su incorporación.

El jeque, además, cumpliría con las demandas económicas de Karim, que ya le ha comunicado a Florentino que, o se pone las pilas y le renueva rápido, o no tendrá problema en hacer las maletas. 

Otra ‘patata caliente’ en el vestuario.