Bomba en ‘Can Barça’: ¡el PSG le roba un mediocampista!

Está firmando su nuevo contrato en París, y mosqueo de Leo Messi

Puede que fuese uno de los estandartes del Barça en los últimos años. Su estilizada forma de jugar, su clase y su espigado trote le conferían un aura especial, muy reconocible, que ha estado ligado a La Masía desde que fuera un niño. Tal vez por eso esta partida es una de las más dolorosas que se recuerdan en Can Barça. Los aficionados no lo pueden creer y muchos jugadores no le ven explicación.

Se ha acusado a Josep Maria Bartomeu de llevar a cabo una estratagema errónea con la filosofía Barça, siempre caracterizada por formar jugadores e instruirles en una teoría de juego muy particular, donde el amor a la pelota prima sobre un futbol cada vez más físico y directo. La posesión, que ya no es una seña de identidad culé y otros clubes la manejan mejor, cada vez está más lejos.

Griezmann y Dembelé, con el Barça

No solo por los astronómicos fichajes azulgrana que dificultan la llegada de talento de la casa, sino porque muchos de estos potenciales cracks abandonan el club rumbo a oportunidades mejores. Tal fue el caso del Takefusa Kubo, hoy promesa blanca.

Y eso es precisamente lo que le ha pasado al Barça, otro símbolo de las categorías inferiores se ha ido a, quizá con excepción del Bernabéu, el destino más odiado: El Parque de los Príncipes. Xavi Simons, la eterna melena rizada y rubia, el holandés sucesor de Cruyff, perla culé, ha fichado, de la mano de su agente Mino Raiola, por el PSG.

Los parisinos le hicieron una oferta al pequeño jugador que el Barcelona no ha querido igualar y el jovencísimo jugador ha hecho las maletas y ha abandonado La Masía, eso sí, con mucha pena y tras despedirse en una emotiva carta al club. No han sido pocos los aficionados del Barça que han aprovechado las redes sociales para manifestarse en contra de esta política del presidente culé. Está claro que el caso Griezmann, Kubo y ahora Simmons están haciendo daño en Barcelona.