¡Bomba Messi! Última hora. ¡Pagan la cláusula! El Barça patas arriba

Operación express

La directiva del Barça trabaja en cumplir con las peticiones de Leo Messi, que tiene un mosqueo evidente teniendo en cuenta como están yendo las cosas esta temporada. Porque en Liga Santander son líderes, pero empatados a todo con un Real Madrid que ahora mismo es mucho más sólido, y en Champions League no son los favoritos, con el Liverpool de Jürgen Klopp en todas las quinielas.

Además, el 2020 no ha podido empezar peor, con un empate ante el Espanyol y una derrota ante el Atlético de Madrid de Diego Pablo Simeone. Está claro que la plantilla no responde a las expectativas, y hay varios puestos a reforzar. En especial, el lateral derecho, algo que el argentino lleva pidiendo mucho tiempo, ya que, desde la marcha de Dani Alves, no han contado con nadie de garantías.

Ni Nelson Semedo ni Sergi Roberto se han consolidado, y han sido el talón de Aquiles del equipo en los grandes partidos, pues su banda es una autopista. Por ello, tienen en mente el fichaje de un galáctico para ese puesto, y el que más gusta a todos es Joshua Kimmich, considerado uno de los mejores del planeta en su puesto, junto a Trent Alexander-Arnold y Achraf Hakimi.

El internacional alemán, a sus 24 años, está plenamente consagrado y es titular indiscutible en el Bayern de Múnich, al que llegó hace casi cinco años, procedente del Stuttgart, después de superar una cesión al RB Leipzig. Y no ha hecho más que crecer desde entonces, bien jugando como central, pivote defensivo, interior o lateral derecho, gracias a su polivalencia.

Y el crack germano no vería con malos ojos dejar el Allianz Arena, donde cada año fracasan en su proyecto, para jugar en el Barça. El precio de su traspaso rondaría, aproximadamente, los 80 millones de euros.

Factible.