¡Bombazo!: discusión entre Florentino Pérez y Zidane por James Rodríguez

Se avecina otra tormenta en la ‘casa blanca’

En el fútbol hay muchas máximas, pero hay un par que, inquebrantables, sufren los entrenadores sea cual sea su peso o sus éxitos: Una es que el balompié vive del presente y el pasado no cuenta; la otra es que todo son risas y palmaditas hasta que llegan los malos resultados. A Zinedine Zidane, auténtico protegido de Florentino Pérez, le están pasando factura los dos males del refranero futbolístico.

Tras un año muy duro para el Madrid, el equipo debería revertir la situación pero, lejos de ver el sol, los aficionados y el máximo dirigente blanco solo ven más nubes cerniéndose sobre el futuro merengue. Y eso que aún no ha comenzado la temporada. Basta ver la pretemporada para vislumbrar que el equipo de Zizou ni juega ni se le espera. Desorganizado, sin ritmo ni ideas, es un muñeco de trapo en manos de sus teóricos iguales en Europa. El Bayern le ganó fácil, el Arsenal también hasta su expulsión, el Atlético de Madrid le pasó por encima y el Tottenham pudo golearle si no fuera por un Keylor Navas espectacular, por cierto, desechado en favor de un Thibaut Courtois que no tiene argumentos de peso para sustentar su titularidad por encima del tiko.

Zidane, en rueda de prensa

Si a ello unimos la obsesión de Zidane por echar a Gareth Bale, Dani Ceballos y James Rodríguez sin contemplación, más aún cuando el equipo ha sufrido caídas largas por lesiones importantes, nos encontramos un panorama que el presidente quiere aplacar cuanto antes. Y su primera medida, con la que ha chocado con Zinedine Zidane, es conservar a James Rodríguez.

El colombiano, en un principio, tenía billete de salida, pero el presidente, al que siempre le ha gustado el cafetero, ve una doble posibilidad con Marco Asensio caído en desgracia: reafirmar la figura de James en el equipo y, a la vez, volver a enganchar el mercado que el 10 arrastra tras de sí. Pero Zidane se niega y quiere a James fuera.

Y ahí Florentino ha dicho que no. No entiende la relación entre perder a Asensio y no disponer de James, un activo muy útil para la plantilla, para venderle sin un recambio similar, máximo tras los malos resultados cosechados en pretemporada.

Se avecina conflicto gordo en el Santiago Bernabéu: si Zidane le niega un puesto a James, Florentino podría meter mano en la dirección deportiva.