La brutal enganchada entre Florentino Pérez y Zidane de la que todos hablan

Pelea grave

Florentino Pérez no está muy contento con el rendimiento del Real Madrid esta temporada. De momento, solo ha sido capaz de vencer al Celta de Vigo y se ha dejado puntos ante Valladolid y Villarreal, dos equipos que el curso pasado estuvieron luchando por evitar el descenso. Y el culpable más rápido de detectar es Zinedine Zidane, que no está siendo capaz de encontrar solución a los problemas del equipo.

El francés sigue sin dar con la tecla, tal y como le ocurrió a finales de la pasada temporada, y la paciencia comienza agotarse. Y las excusas que pone tampoco sirven. La afición y el presidente ya no le consideran intocable y, en caso de que todo siga igual, ya no suena a utopía pensar en un posible despido y que no se coma los turrones.

Porque, además, sus discursos en rueda de prensa no convencen y no hacen pensar que nada vaya a cambiar. Necesitan poner remedio y ser críticos, y, si hace falta hacer una limpieza y revolución, que así sea. Algo que, por el momento, no está sucediendo, a pesar de que fue lo primero que prometió al regresar al Santiago Bernabéu.

‘’Hay que quedarse siempre con lo positivo, que es la reacción del equipo. Es importante no perder’’ aseguraba ‘Zizou’ en rueda de prensa tras el duelo en El Estadio de la Cerámica. Unas declaraciones que han traído cola, y en las que queda retratado como conformista. Un perfil que no encaja en un club que siempre tiene la obligación de ganar y dar buena imagen, sea ante el rival que sea.

Es por ello que Florentino ya le ha avisado. Necesitan una buena racha y dejar atrás los fantasmas que les persiguen. Si no, la cosa comenzará a ponerse fea. Y los discursos tienen que ser más críticos y duros hacia la plantilla.

Punto.