¡Cesado! Florentino Pérez dice basta: bomba inesperada y sustituto cerrado

El presidente corta una cabeza

A Florentino Pérez se le ha acabado la paciencia con algunos jugadores, a los que hace poco consideraba fundamentales e indiscutibles. Es el caso de Gareth Bale, cuya salida en 2018 evitó, lo que provocó la dimisión de Zinedine Zidane, y con el que plantea hacer caja y liberar hueco. O también de un Luka Modric en decadencia, lejos de su mejor nivel, y asediado por las lesiones musculares.

Sin olvidarnos del entrenador francés, al que la grada ha perdido una gran parte del respeto y el honor que se ganó en su anterior etapa. Está en la cuerda floja y no descarta despedirle, si los resultados no mejoran. Pero el protagonista de hoy es Vinicius Junior, que no cuenta demasiado y que tiene pocos minutos, pese a las bajas que hay en la plantilla.

Ya le recomendaron salir cedido, algo que el propio futbolista y el presidente desestimaron. El año pasado fue de las pocas noticias positivas y confiaban en que se afianzara este curso, mejorando las asignaturas pendientes, en especial, el acierto de cara a puerta, su gran lastre. Algo que, hasta la fecha, sigue absolutamente igual, lo que ya ha acabado con la paciencia de todos.

En el decisivo encuentro contra el Galatasaray, ‘Zizou’ incluso prefirió alinear a Rodrygo Goes antes que a él. Y el ex del Santos, menos habilidoso, pero más decisivo, fue mucho más determinante. Peleó más, se ofreció y no se le reprocha ninguna pérdida absurda o algún error clamoroso. Además, tiene un carácter mucho más fuerte que ‘Vini’, muy propenso a derrumbarse.

Florentino ya se ha dado cuenta de que lo mejor para el ‘25’ es que en enero sea cedido a algún equipo donde sí pueda jugar semana tras semana, y recuperar la confianza perdida. Porque en el Santiago Bernabéu, de quedarse así la cosa, va camino a estancarse y quedarse en el camino.

No quieren que sea el ‘nuevo Robinho’.