Un crack fuerza para vestir de rojiblanco

Su ausencia de los entrenamientos dispara los rumores

Pese a que el Cholo Simeone confía en la capacidad de su flamante nuevo fichaje, Joao Felix, y en sus dos puntas de referencia Álvaro Morata y Diego Costa, el entrenador quiere más garantías, siente que una lesión puede desestabilizar su competitividad y, sobre todo, su eficacia de cara a portería, por lo que va a seguir buscando posibilidades que resuelvan este problema y, si puede ser, den un salto de calidad a la plantilla.

Ha elegido, pero tiene dudas.

Está indeciso porque hay otras opciones y el jugador en el que piensa atesora tanta calidad como potenciales problemas extradeportivos. Aun así, con el mercado tan disparado y complejo, desaprovechar una posibilidad como la que se ha presentado es un privilegio que no se puede permitir, por lo que ha tomado una decisión, lanzarse a por esa referencia que busca que tiene nombre y apellidos.

Diego Costa, con la selección española

Rápido, técnico, eficaz y demoledor de cara a portería, Mauro Icardi está cada vez más lejos de Milán y más cerca de España. El delantero entusiasma a un Cholo que se cree capaz de enderezar a un punta al que considera fantástico. Por su parte, el Inter de Milan presiona para que el Manchester United ceda por Romelu Lukaku, un óbice enorme en la hipotética titularidad de Icardi, y este lo sabe. Quiere una salida y la quiere rumbo a Madrid. Y ya podría haber empezado a forzar su salida.

De hecho, aunque fuentes del club milanés hablan de que el delantero entrenaba en el gimnasio, su ausencia en el último entrenamiento de Conte ha disparado los rumores. Y ya se sabe, cuando le río suena, agua lleva. En este caso es así y las dos partes están focalizadas en encontrar una salida beneficiosa: el Inter no cuenta con Icardi e Icardi no cuenta con el Inter. Solo hay dos problemas: uno el económico, pero el interés de las tres partes –clubes  y jugador- lo facilitaría; el otro, la llegada del argentino no sería vista con buenos ojos por Diego Costa, al que posiblemente, si lo desease, se le buscaría una salida.