Se despide de Sergio Ramos, Isco y Carvajal: fuga en el Real Madrid

Un crack se va harto de Florentino Pérez

Lucas Vázquez tiene decidido abandonar el Real Madrid este verano. Y Florentino Pérez no se opondrá a su venta, siempre y cuando reciba a cambio una cantidad que oscile entre los 25 y los 30 millones de euros.

El gallego comenzó la temporada como revulsivo, su rol habitual, y lo ha acabado como suplente. Entremedias, bajo el mando de Solari, varios meses siendo intocable en el once inicial y completando el tridente ofensivo junto a Vinicius Junior y Karim Benzema.

Pese a eso, su nivel tampoco ha estado a la altura. Ha demostrado compromiso, implicación, esfuerzo e intensidad, unos valores que siempre ha tenido, pero se ha mostrado más fallón, impreciso y lento que en años anteriores. Tan solo la escasa competencia, viendo el bajo rendimiento de Bale, Isco y Asensio, le ha permitido tener más oportunidades.

Sin embargo, la vuelta de Zidane, un entrenador que siempre apostó por él, le ha devuelto, contra todo pronóstico, a la grada. El técnico galo ha preferido apostar por otros nombres.

Y, si ya le ha costado hacerse un hueco en estas últimas jornadas, más lo costará a partir de agosto, cuando ya haya aterrizado Eden Hazard. Y le pueden seguir otras estrellas como Kylian Mbappé, Joao Félix o Sadio Mané.

A sus casi 28 años, Lucas no quiere ser eternamente suplente y ya ha comunicado a sus más íntimos en el vestuario, como Sergio Ramos, Asensio, Carvajal, Nacho o Isco, que dejará el Santiago Bernabéu en la presente edición del mercado de fichajes.

Estudia las ofertas que le llegan con la esperanza de encontrar la regularidad en otro equipo de primer nivel. El ex del Espanyol tiene entre ceja y ceja ser convocado por Luis Enrique a la Eurocopa 2020 y sabe que solo será posible jugando a un buen nivel y teniendo continuidad. 

Vía libre.