Doble bomba: Florentino Pérez envía juntos a James Rodríguez y Gareth Bale

Leo Messi no se lo puede creer

La solución más tajante y eficaz contra los tumores es extirpar de raíz todo lo que a él está adherido, sea órgano o una parte sustancial del mismo. De ahí que cuando el problema interno transciende incluso a lo mediático y vuelve y regresa con facilidad diaria, es necesario atacarlo con urgencia. Es a lo que más temen los gestores de grupo, como los entrenadores, más que nada porque pueden ejercer de mala influencia con el resto de la plantilla.

Por eso Zinedine Zidane (que no cree en ciertos jugadores -ni siquiera en algunos que aún no se han vestido de corto esta pretemporada- y les quiere fuera cuanto antes) necesita una solución tajante a la voz de ya. En el primer caso está Gareth Bale, en el segundo Dani Ceballos y James Rodríguez.

Dani Ceballos, con el Madrid

El cafetero y el sevillano tienen un ultimátum sobre sus mesas, deben elegir equipo de los que les plantea el presidente. En el caso de James, además, se sopesa la posibilidad de incluirlo como moneda de cambio y abaratamiento de una operación mayor. Dani Ceballos tiene medio cuerpo ya en Londres y su balanza se inclina en favor de los gunners, como hemos adelantado estos días.

Del Manzanares al Sena, la complicación enquistada se sucede. En el caso galo es Neymar el quiste. El PSG le ha dicho al jugador y a su entorno que busquen una solución factible y beneficiosa para los parisinos. Dicho y hecho. Neymar se ha ofrecido a varios de los grandes clubes de Europa y se barajan diferentes fórmulas.

Y es aquí donde ha confluido una solución a sendos problemas, madridista y parisino, que se está repensando con detenimiento. Se plantea desde el lado francés una doble salida rumbo a París de Bale y James por una llegada del crack brasileño. Esta opción tiene la paradoja de que, pese a que ha pillado por sorpresa al mismo Florentino Pérez y a Leonardo, agrada a casi todas las partes. Neymar llegaría a un gigante con capacidad de aspirar a todo, económica y deportivamente; Bale y James tres cuartas partes de lo mismo.

A día de hoy es una posibilidad real, difícil porque varía los planes de ambos entrenadores, Tuchel y Zizou, pero factible por las variables manejadas. De nuevo, en ella el lado perjudicado sería el del equipo de Leo Messi, que vería reforzado a dos de sus grandes rivales y frustrado su sueño de vestir al de São Paulo de azulgrana.

Neymar y Bale, en un derbi