¡Las dos bombas de Florentino Pérez! Atención: ¡Hay cambio de planes!

Sorpresa mayúscula

El fichaje de Paul Pogba parecía haber caído en el más profundo de los olvidos. Pero solo parecía, pues en el Real Madrid aún mantienen la esperanza de llevarse al internacional francés, una completa obsesión de Zinedine Zidane, que pide su fichaje desde el primer día. Y motivos tienen más que de sobra para pensar que su llegada aún es posible.

Para empezar, porque el Manchester United le ha abierto las puertas de salida y no ven con malos ojos la venta de un jugador que está lejos de su mejor versión, y al que las lesiones están impidiendo tener continuidad. Ole Gunnar Solksjaer ya no le considera pieza intocable, como antes, e incluso pueden estudiar su traspaso por una cantidad bastante más baja de los 180 millones de euros que pedían antes.

Por 135, comenzarían a negociar el adiós del campeón del Mundial de Rusia en 2018. Una cantidad que, a pesar de que sigue siendo muy elevada, ya no es inalcanzable para un Florentino Pérez que se plantea seriamente ir a por él en verano. Porque, además, con la marcha segura de Luka Modric, que acaba contrato el próximo 30 de junio, tendría hueco en la plantilla. 

Y, lo más importante, no taparía la progresión de un Fede Valverde al que consideran compatible con Pogba, y que podrían jugar juntos. Y no solo eso, ya que ambos, sobretodo, el ex de la Juventus de Turín, pueden actuar tanto como interior como pivote defensivo, un puesto en el que solo cuentan con Casemiro, que esta campaña lo está jugando absolutamente todo.

En Old Trafford ya saben que el Madrid volverá a la carga y se preparan para la lluvia de propuestas. Paul, por su parte, de nuevo volverá a tensar la cuerda y a hacer todo lo posible para que, este año sí, le dejen cumplir su sueño: vestir de blanco.

‘Zizou’ aguarda ilusionado.