¡Escándalo con Dembélé! En el Barça ¡no pueden taparlo más!

Leo Messi no quiere hablar

Ousmane Dembélé volvió a perderse otro partido. Aunque estaba destinado a ser titular ante el Getafe, tras las bajas de Leo Messi y Ansumane Fati, se lesionó en el calentamiento y su hueco lo ocupó Carles Pérez. Un nuevo contratiempo para el francés, que es de cristal, y que sigue sin arrancar, en su tercera temporada como jugador del Barça.

Se trata de la octava lesión que ha sufrido desde que aterrizó en la ciudad condal, en el año 2017, previo pago de 150 millones de euros al Borussia Dortmund. Llegó muy joven, con apenas 20 años, como apuesta de presente y de futuro, y con la intención de que hiciera olvidar a Neymar Junior. Pero no hace falta decir que nunca ha estado a la altura de las expectativas.

No se ha vuelto ver a ese jugador que maravilló en Alemania gracias a ese desborde, talento, descaro y velocidad que posee. Pasa inadvertido por los choques y en muy pocos se muestra decisivo. Para colmo, no se le ve preocupado ni se esfuerza en mejorar la situación. 46 partidos se ha perdido, ni más ni menos, desde que viste de azulgrana. 

Y la cifra aún puede aumentar más. Porque no es ningún secreto que no se cuida, tiene una mala alimentación, no descansa lo suficiente y no hace trabajo por su cuenta. Así, es normal que sus músculos estén tan castigados. Y si ya están así de renqueantes con 22, cuesta imaginar como llegará a los 30. No cabe duda, es el momento de hacer caja con él, antes de que su valor de mercado decaiga más.

En la Premier League aún hay equipos como Liverpool o Manchester United que siguen sus pasos, aunque la esperanza de recuperar lo invertida está completamente perdida. Solo queda rezar y confiar en Ansumane Fati, Antoine Griezmann y los que hay para que Dembélé juegue lo menos posible.

A este paso, será otra promesa fallida.