El escándalo Dembélé del que nadie se atreve a hablar en el Barça

El ex del Borussia Dortmund, protagonista

El Barça no está yendo del todo fuerte a por Neymar ni a por Antoine Griezmann ya que tiene un problema para colocar a los jugadores que debería vender en caso de que acabe fichando a los dos cracks de la delantera.

La situación de Philippe Coutinho es de sobras conocida: pagaron 160 millones de euros por él hace año y medio y su actual valor de mercado no alcanza a los 80 millones de euros, algo que además se agrava ante la falta de ofertas por ese precio. El Paris Saint Germain que fue el último en interesarse por el centrocampista brasileño apenas puso sobre la mesa 72 millones de euros, siete más que el Inter de Milán.

Sin embargo, hay otro caso sangrante en el FC Barcelona y es el de Ousmane Dembelé. El delantero francés costó más de 150 millones de euros y lejos de revalorizarse, pese a tener un buen rendimiento, su precio ha ido a menos y en caso de querer venderlo este verano lo van a tener complicado para sacar los 100 millones de euros mínimos que quiere la directiva azulgrana por su venta.

El Bayern de Múnich es el equipo más interesado en su compra tras haber perdido este verano a sus dos grandes extremos de los últimos años, el holandés Arjen Robben y el francés Franck Ribery.

Pero pese al interés del conjunto bávaro parece que la oferta no será demasiado onerosa. El equipo alemán ha intentado sin éxito el fichaje del jugador Leroy Sané del Manchester City por el que ofrecieron hasta 90 millones de euros y no parece que vayan a ofrecer más de esa cifra en caso de ir definitivamente por el delantero francés del FC Barcelona. 

En el vestuario nadie se moja porque Dembelé se quede y eso puede ser un problema en caso que deba quedarse finalmente.