La extraña calma de Zinedine Zidane

En el club preocupa la tranquilidad del técnico francés

Siempre que hay tormenta sale el sol. No hay mal que por bien no venga. A quien madruga Dios le ayuda. Cuando el grajo vuela bajo hace un frío del carajo.

Estas son las frases que debe repetir una y otra vez en su cabeza Zinedine Zidane. No son buenas fechas para el técnico francés. El Real Madrid está realizando una de las peores pretemporadas que se recuerdan y no parece que la caída del equipo de la capital española tenga fin. Cuando parece que ha tocado fondo el conjunto de Chamartín sigue cayendo aún más. La pesadilla blanca que comenzó con Julen Lopetegui el año pasado sigue viva.

Zinedine Zidane volvió el año pasado con la condición de ser el número uno en todo. Quería que sus decisiones fueran las decisiones que el club tomará como suyas.  No volvía para ser solo el entrenador, volvía para ser el Manager general del club. Aglutinar en él todas las responsabilidades referidas a su plantilla.

Así es como Zidane ha puesto la cruz desde el inicio de temporada a Gareth Bale, al que quiere fuera sí o sí. Así se lo ha hecho saber a Florentino Perez en las diferentes reuniones mantenidas durante el verano. No quiere ni por asomo que el galés sea de la plantilla este año. Mientras tanto Gareth sigue jugando al golf. No parece muy preocupado. Hoyo en uno.

Gareth B

Los problemas han ido creciendo, la lesión de Marco Asensio, la apatía de nuevo de Isco Alarcón, la falta de gol del equipo, el sobrepeso de Eden Hazard, la portería, las lesiones… el Real Madrid es un hervidero de problemas. Todos están preocupados. Todos menos Zinedine Zidane.

Mientras la plantilla disfrutaba del fin de semana libre el entrenador francés pasaba el fin de semana en Santander para disfrutar del debut de su hijo Luca con el equipo cántabro. Hay cierta extrañeza en el club por la decisión del técnico madridista de pasar el fin de semana disfrutando del debut de su hijo, en un amistoso frente al Athletic , en lugar de estar en su oficina de Valdebebas intentando apagar al menos uno de los incendios que tienen en el Real Madrid.

Zidane Santander

Tiene trabajo Zidane antes del inicio liguero en Vigo. Pero de momento el francés mantiene una extraña calma que preocupa en las oficinas del Bernabéu. ¿Será la calma antes de la tormenta?