El fichaje inesperado de Zidane que cierra en el Villarreal-Real Madrid

El francés lo confirma.

El Real Madrid sacó un agridulce empate del estadio de La Cerámica contra el Villarreal de Javier Calleja. Los blancos dominaron prácticamente todo el partido, sin embargo, los locales con apenas dos remates a puerta acabaron con dos tantos en el marcador.

Entre los hombres de Zinedine Zidane el que más destacó fue Gareth Bale, quien hace unas semanas estaba más fuera que dentro y que se confirma que se va a quedar. El técnico francés puede estar contento con el delantero galés, ya que le ha solventado la papeleta. Del ostracismo a salvarle el cuello al entrenador.

Florentino Pérez no consiguió colocar al delantero galés y ante la falta de cambios en un Real Madrid que no se ve mucho mejor que el año pasado, parece que se han convencido que el galés se quede, quien sí que está enseñando una versión muy diferente de lo que había mostrado hace unos meses.

El internacional galés se ha convertido en un fichaje inesperado para un Real Madrid que sigue intentando la contratación del centrocampista Paul Pogba, aunque ya no se espera. El Manchester United sigue pidiendo un precio excesivo y los blancos ya han dejado de colocar en la operación al delantero de Cardiff.

Gareth Bale se ha ganado a pulso estar tranquilo al menos hasta el mercado de invierno, ahí se confirmará si se queda definitiva o si sale, aunque para que suceda esto segundo debe volver a su versión del año pasado y acabar realmente mal con un Zinedine Zidane que ya le debe una al galés en este inicio de temporada. 

Zidane quiere contar este año con el delantero galés que marca dos goles importante que salvan un partido a domicilio complicado y no el que se autoexpulsa en la última jugada del partido cuando ya no venía a cuento.