El fichaje que pide Messi y desequilibra al Barça (y rompe la plantilla)

Voces internas se niegan

Otro problema más. A Josep Maria Bartomeu se le acumulan las dificultades para firmar de vuelta a Neymar. Las primeras le vienen internamente, donde en la directiva hay voces que claman al cielo por intentar entorpecer la llegada del de São Paulo, mas aún después de todo el daño que hizo al club; la segunda es la económica, que complica la operación y obliga a introducir jugadores que abaraten los costes. Y es ahí donde entra la tercera, que ahora empieza a ser un problema más gordo, tanto que puede hasta hacer imposible vestir al brasileño de azulgrana.

La situación la marca un Nasser Al-Khelaifi abierto a negociar por Neymar, pero no a cualquier precio. El jeque no está dispuesto, aunque lo tuvieran, a dejar marchar al exculé “solo” por un montante económico específico. Quiere nombres. Y de altura. Cree que es la única manera de contentar a sus aficionados, algo irritados por la baja producción del equipo en Europa, pese a Neymar y Kylian Mbappé. De hecho, Al-Khelaifi, que está en una situación ventajosa, oculta su deseo de vender a Neymar para forzar al Barça a hacer una locura. Como deshacerse de jugadores de primer orden mundial.

Neymar con la Selección brasileña

Ousmane DembeléPhilippe Coutinho gustan en París, sí, pero puestos a elegir, los parisinos quieren más: uno de ellos e Ivan Rakitic y/o Samuel Umtiti, más dinero. Una Locura. Y en ‘Can Barça’ lo saben, pero es tal la obsesión de Bartomeu, presionado también por sus dos grandes cracks, Leo Messi y Luis Suárez, que está dispuesto a dejar marchar a cualquiera de esas piezas con tal de fichar a ‘Ney’. Y aún a costa de voces internas que prefieren equilibrar el equipo, máximo cuando la llegada de Griezmann es inminente, entre ellas una tan notable como la de Ernesto Valverde, que vería con desagrado el desmantelamiento del equipo por un jugador.

Leo Messi e Ivan Rakitic, en el Barcelona

Da igual, Bartomeu lo va a intentar hasta el final.

Y podría darse el caso de que el presidente culé se salga con la suya, pero también cuenta la opinión de los jugadores. Y estos no están tan encantados con la opción del PSG. Sin ir más lejos, Samuel Umtiti solo accedería a salir del Barça si fija él dicho rumbo, que puede apuntar a Manchester, una posibilidad que también sería más atractiva para el mediocampista croata.

Eso sin contar con que esta obsesión puede terminar desequilibrando el bloque actual, antes incluso de empezar la temporada…