Florentino Pérez cierra un fichaje. Y Zidane no lo quiere: lío en el Madrid

Problemas en el Real

Florentino Pérez tiene un tapado para reforzar al Real Madrid a partir de este verano. Y ese es, ni más ni menos, que Martin Odegaard, jugador que ha ofrecido un gran rendimiento este curso, en el que ha actuado cedido en el Vitesse Arnhem de la Eredivise.

11 goles y 12 asistencias ha sumado el noruego, incluido en el once ideal de la liga holandesa, en el que nada más suelen haber jugadores de PSV, Ajax y Feyenoord.

A sus 20 años, por fin se ha adaptado en la élite y ha cumplido con las expectativas que se generaron entorno a él desde que debutó en el primer equipo del Stromgodset de su país, a los 15 años.

Su proyección y su calidad le valió su fichaje por el Madrid, que no dudó en presentarle como una gran ‘apuesta de futuro’ y al que Florentino comparó en repetidas ocasiones con Messi.

Sin embargo, no fue capaz de cumplir las expectativas y por esa razón se decidió facilitar su salida. Apenas pudo sumar dos encuentros en el primer equipo del Real, ya que no contaba para Zidane, que ya lo tuvo a sus órdenes en el Castilla.

Y, tras un primer año muy irregular en el Herenveen, este curso por fin ha logrado hacerse un nombre. Tal ha sido su nivel, que equipos como Ajax o Bayer Leverkusen han llamado a su puerta.

No obstante, Pérez está por la labor de darle una oportunidad en el Santiago Bernabéu para demostrar su valía. Las posibles salidas de Ceballos, Isco y Asensio le abren las puertas.

Unas puertas que ‘Zizou’ cierra bruscamente. No quiere verlo ni en pintura. No cuenta con él y prefiere hacer caja con su fuga. Le considera demasiado egoísta, egocéntrico y le ve un globo hinchado. En otras palabras, sobrevalorado.

Prefiere quedarse con lo que tiene o apostar por otros cracks.