Florentino Pérez mete a una estrella del Madrid en la ‘operación Eriksen’

Y el Tottenham negocia

Florentino Pérez no renuncia a Christian Eriksen, pese a las exigencias del Tottenham. El presidente del Real Madrid sigue considerando prioritaria la llegada del internacional danés y está dispuesto a hacer un esfuerzo por él, a diferencia de Paul Pogba.

El astro del Manchester United es petición de Zinedine Zidane, pero no le acaba de convencer. Primero, porque su rendimiento es muy irregular, como se ha visto en Old Trafford, segundo porque cobraría más que el ex del Ajax y tercero, porque la entidad ‘red devil’ pide el oro y el moro para dejarle salir. 

Por ello, ha optado por el finalista de la Champions League, pieza clave para Mauricio Pocchettino, que acaba contrato en 2020, por lo que la directiva ‘spur’ está obligada a negociar, y a hacer precio, si no quiere perderle gratis el año que viene, pues no tiene intención alguna en renovar.

El problema es que la oferta del Madrid no pasa de los 85-90 millones de euros, variables incluidos, mientras que en White Hart Lane exigen, al menos, 120. Una cantidad que en Concha Espina consideran desorbitada, teniendo en cuenta que por Eden Hazard, en una situación idéntica, solo han pagado 100.

Viendo que llevan semanas en un tira y afloja constante el cuál no parece tener fin, Florentino ha ideado un nuevo plan para poder llevarse el gato al agua y presentar a Eriksen en el Santiago Bernabéu: un cambio de cromos con un jugador de gran cartel, pero que no juega ningún papel importante en los planes de ‘Zizou.

Hablamos, obviamente, de Marco Asensio, que ya tuvo un papel completamente secundario el curso anterior, y que todo apunta a que será igual, con Hazard, Vinicius Junior, Isco Alarcón y la posible llegada de otro galáctico que le cierran las puertas de la titularidad.

El problema es que la oferta del Madrid es de jugador por jugador, pues creen que el valor de mercado del balear es idéntico al de Christian, mientras que en Londres piden dinero de por medio, unos 30-50 millones. 

Aún no hay acuerdo.