Florentino Pérez tiene una bomba para el ataque (y juega con Pep Guardiola)

El Real Madrid puede completar el tridente con una estrella

Florentino Pérez sigue pensando en reforzar la delantera del Real Madrid y completar el tridente ofensivo, mientras paralelamente negocia el fichaje de Paul Pogba, por petición expresa de Zinedine Zidane, que considera fundamental su llegada. Pero, para el presidente, es igual o más importante aún completar el ataque con una estrella de primer nivel.

La lesión de Marco Asensio, que se perderá lo que resta de campaña, obliga a reforzarse. Lucas Vázquez y Gareth Bale están en la rampa de salida, Brahim Díaz, Isco Alarcón y Vinicius Junior no acaban de convencer al técnico galo y Rodrygo Goes y Takefusa Kubo deberán esperar en el filial a que se libere alguna plaza de extracomunitario.

El favorito para ese puesto era Sadio Mané, pero las excesivas demandas del Liverpool han llevado a estudiar otras opciones. Y, de todas, la que más gusta es la de Leroy Sané, jugador del Manchester City, que ya ha mostrado su deseo y su predisposición a cambiar de aires este verano y emprender una nueva aventura en otro equipo.

Pep Guardiola le ha designado un rol completamente secundario y el internacional alemán, a sus 23 años, no quiere ser suplente. Necesita jugar con regularidad y sentirse importante para no arruinar su progresión. Pero, por delante de él, en el once, tiene a Raheem Sterling y Bernardo Silva, y, también peleando por un hueco, se encuentran Riyad Mahrez y Gabriel Jesús. Una competencia demasiado grande.

El Bayern de Múnich es el equipo que más se ha interesado en el ex del Schalke 04 y tiene las conversaciones muy avanzadas. Sin embargo, desde el Allianz Arena ofrecer 100 millones de euros, mientras que el City exige, al menos, 120, una cantidad a la que los bávaros no quieren llegar. 

El Madrid, en cambio, podría pagar sin problemas. Desde Manchester ya asumen la salida de Sané y se habrían fijado en Mikel Oyarzabal, de la Real Sociedad, para ser su relevo.

Culebrón.