Frenkie de Jong no llega solo: el fichaje sorpresa del Barça

En el vestuario no se lo creen

En el vestuario no se acaban de creer la nueva incorporación que ha cerrado el Barça. Otro holandés, el tercero de este verano tras Frenkie de Jong y Ludovit Reis, ha llegado a la disciplina azulgrana, aunque será para jugar en el filial, de Segunda División B.

Se trata de Mike van Beijnen, que procede del NAC Breda, en el que también estaba en el segundo equipo, y donde era suplente habitual, habiendo disputado solo nueve choques. Un fichaje, cuanto menos, sospechoso.

Pero, lógicamente, todo tiene truco. Para empezar, el lateral diestro es íntimo amigo del astro del Ajax, fichaje estrella de los culés, que se incorporará en julio. Tras ver como Matthijs de Ligt se escapaba, no querían que el mediocentro se sintiera solo y tuviera complicaciones en su adaptación a la ciudad y al club, por lo que han decidido reclutar a un par de compañeros con los que se pueda comunicar para facilitar su vida en la ciudad condal y que su rendimiento sea el máximo desde el primer día. En otras palabras: no quieren que se sienta solo.

El escándalo, eso si, va más allá, pues van Beijnen es el hijo de Ali Dursun, agente de Frenkie. Por tanto, también es una muestra de agradecimiento al representante, por priorizar la oferta del Barça sobre las otras que tenía de Jong.

 

El crack del Ajax y Mike coincidieron en las categorías inferiores del Willem II, cuando se hicieron amigos, y uno se fue para Ámsterdam mientras que el otro acabó en el PSV Eindhoven. Ahora, se reencontrarán en un destino soñado: Can Barça, uno en el primer equipo, y otro en el filial.

Van Beijnen tendrá la misión de suplir a Moussa Wagué, que será cedido o ascendido al primer equipo, y a Mateu Morey, que firmará por el Borussia Dortmund como agente libre, pues no ha llegado a ningún acuerdo para renovar su contrato, que expiraba este verano.

 

Madre mía…