Un galáctico rechaza al Barça de Messi y negocia con Florentino Pérez

Calabazas a Messi

Matthijs de Ligt ha rechazado la última oferta del Barça, equipo que lo tenía en la lista de objetivos prioritarios y que ya había alcanzado un acuerdo con su club, el Ajax, a cambio de unos 80 millones de euros.

En el Camp Nou creen que no pueden dejar escapar a un jugador que está llamado a ser el mejor del Mundo en su puesto, y que aportaría todo lo que se le pide a un central: liderazgo, actitud, sobriedad, buena salida de balón y dominio del juego aéreo.

La directiva culé quería que compitiera por la titularidad en su primera campaña y que, a medio plazo, fuera el relevo de un Gerard Piqué que ya tiene 32 años y, pese a que sigue rindiendo a un gran nivel, ya roza el final de su carrera.

La propuesta culé era importante, incluso estaban dispuestos a traspasar a Samuel Umtiti para recaudar fondos y liberar espacio en la plantilla. Le ofrecían un salario de unos 7,5 ‘kilos’ netos y la posibilidad de jugar junto a su mejor amigo, Frenkie de Jong.

Una propuesta que no convencía ni a de Ligt ni a Mino Raiola, que pedían un salario mayor, de unos 13 millones, y la titularidad completamente garantizada. Algo que en Barcelona ven complicado, ya que Clément Lenglet también ha hecho méritos para formar parte del once inicial.

El Barça se negaba a pagarle más y a mejorar su oferta, por lo que Matthijs ha rechazado la opción de jugar junto a Leo Messi, Luis Suárez y compañía. Los contactos se han roto definitivamente y ha empezado a negociar con otras escuadras.

El Liverpool de Jürgen Klopp, vigente campeón de la Champions League, ya ha llamado a su puerta y le garantiza el puesto de titular indiscutible, formando tándem con su compatriota Virgil Van Dijk. Pero la opción que gana más enteros en las apuestas es la del Real Madrid.

Le prometen sentar a Raphaël Varane y Sergio Ramos tampoco tiene su futuro asegurado, después de la discusión que tuvo con Florentino Pérez, amenazándole con irse a China. Y, económicamente, también le dan lo que pide.

Ojo.