El gesto de James Rodríguez que acabó convenciendo a Zidane para quedárselo

El colombiano se ha ganado el puesto

James Rodríguez es ahora titular casi indiscutible en el Real Madrid de Zinedine Zidane. El jugador colombiano se ha convertido por ahora en el interior que estaba buscando el entrenador francés en Paul Pogba y lo está haciendo pese a ser una posición que apenas ha frecuentado en su carrera, siempre más ligado a la zona de tres cuartos que a la intendencia en la medular.

No obstante, parece que el trabajo defensivo y la forma física que recuperó en el Bayern de Múnich le han hecho un jugador mucho más completo, con peores números de goles y asistencias, pero más útil para lo que estaba buscando Zinedine Zidane.

El futbolista colombiano estaba con pie y medio fuera del Real Madrid este verano. El Nápoles y el Atlético de Madrid intentaron con bastante ahínco y poco éxito su fichaje, pero finalmente el no llegar a un acuerdo con las cifras que quería Florentino Pérez y la insistencia de James Rodríguez en quedarse provocaron que Zidane tuviera que darle una oportunidad al cafetero. Y parece que no la ha desaprovechado.

Sin embargo, hubo un momento clave en la reconciliación entre Zidane y James Rodríguez y este se produjo cuando el mediapunta decidió sacrificar a la selección de Colombia, pidiéndoles que no le convocaran, para ganarse el puesto en el Real Madrid. Este gesto que tantas veces esperó Zidane de James y de Bale llegó por parte del cafetero y parece que el francés lo entendió bien: el colombiano estaba dispuesto a todo para jugar este año como titular en el Real Madrid. Y eso gustó mucho al entrenador blanco.

Esta semana con Luka Modric volviendo de lesión, esperan en el club que el centrocampista croata le pida descanso a su seleccionador como gesto de implicación, aunque no se espera que haga un James Rodríguez, sobre todo contando que Modric ya está viviendo sus últimos días con la selección de su país.