El Getafe quiere regalar un 9 al Barcelona. Bartomeu no reacciona

El equipo catalán comenzará hoy la "operación 9 al rescate". Muchos dudan de su éxito

El Barcelona recibió ayer la confirmación oficial por parte de LaLiga para poder fichar a un jugador y dar de baja así la ficha de Dembélé. El francés estará de baja, mínimo, 6 meses, después de romperse el tendón del bíceps femoral. Volverá en pretemporada, y lo hará justito. Quizás para agosto pueda volver con el equipo. Para entonces el Barcelona tendrá nuevos jugadores. Entre ellos espera que haya un delantero que hayan firmado antes de los próximos 15 días. El Getafe quiere regalarle uno.

Y es que es sabido por toda España que el Barça busca 9. Lo saben todos y es tan evidente que llegan ofrecimientos a veces con poco sentido. Pero la verdad es que el conjunto catalán tiene en estos momentos muchas dudas y ha tocado nombres que, sinceramente, poco sentido tienen. Sonó hasta un jugador de Segunda División como Luis Suárez.

El jugador del Watford está cedido en el Real Zaragoza donde esta realizando un gran año, en Segunda División. Sin embargo, la situación del Barça ha llevado al club a pensar en todas las opciones. Y sobre todo las baratas. William José se iba a los 50 millones de euros. El conjunto que preside Bartomeu quería que lo cediesen esta temporada, sin coste alguno. Evidentemente la Real Sociedad ha dicho no.

El otro nombre que sonó con más fuerza incluso que los anteriores es el de Ángel. El delantero canario del Getafe es uno de los goleadores españoles con más goles este año, un total de 9. No juega de titular casi ningún partido, lo hacen Mata, Jorge Molina y el recién fichado Deyverson. Eso hace que el delantero sea prescindible para su entidad.

Ángel Torres ayer dejó claro que no tendría problemas en venderle al jugador a un precio incluso inferior a la cláusula, que son 10 millones. Sin embargo, el Barcelona no ven en Ángel al delantero que necesitan. Es más, un segundo punto que un 9 de referencia, más de lo mismo.

Setién comienza a perder la paciencia y desea que el club se mueva rápido, pero con sentido. De momento no hay mucho.